Los empresarios de estaciones de servicio de Castilla-La Mancha han denunciado este viernes que la situación de las gasolineras en el primer día de aplicación de la bonificación de 20 céntimos por litro al precio de los carburantes es de «total y absoluto caos» y han reclamado al Gobierno de España que la medida sea revertida, «en la medida que se pueda», y que por lo menos sea reconsiderada la primera propuesta que se hizo que fue la de bajar los impuestos.

«Si se hubiera hecho así no hubiéramos tenido ninguno de los problemas por los que estamos atravesando ahora mismo», ha argumentado en rueda de prensa el vicepresidente de la Federación Castellano-Manchega de Empresarios de Estaciones de Servicio, Javier de Antonio Arribas, que ha estado acompañado de los presidentes de las asociaciones de estaciones de servicio de la provincia de Guadalajara y de Ciudad Real, Alberto Domínguez y Francisco Molina, respectivamente, así como del secretario general de Fedeto, Manuel Madruga.

Han asegurado que el Gobierno les ha obligado a hacer una bajada del precio que, según denuncian, tiene que financiar el sector cuando no tiene capacidad financiera para ello porque excede, «con mucho», los márgenes que se sitúan dentro del sector por norma general.

Esto, advierten, está provocando que se esté produciendo un cierre, «no generalizado», pero sí «contundente» de estaciones de servicio en el sector, tanto de Castilla-La Mancha como del país, debido a la imposibilidad de atender a los requisitos financieros como los requisitos informáticos y de gestión de la mecánica. «No se puede implementar un sistema informático en dos días, y esto ha hecho que muchas estaciones de servicio hayan optado hoy por cerrar».



El vicepresidente de la Federación Castellano-Manchega de Empresarios de Estaciones de Servicio afirma que el sector está pidiendo «llegar a un cierre patronal», algo que se verá en una asamblea regional que se convocará la próxima semana, la cual servirá para «tomar la temperatura» del sector en Castilla-La Mancha.

Además, ha denunciado que las estaciones de servicio desconocen qué tipo de documentación tienen que aportar para poder hacer la devolución, con lo cual «se van a producir muchos problemas en el cotejo de la información y muchos retrasos en los abonos de los descuentos». «Pedimos por favor que esto sea revertido, porque si no muchas empresas se verán obligadas al cierre».


Vinícola de Tomelloso

«Le estamos pagando la fiesta al Estado», ha lamentado Arribas, quien ha manifestado que dónde se ha visto que un Gobierno obligue a sus empresarios a tener que pagar los gastos que la administración tiene que adelantar. «Aunque el Estado ponga el anticipo el lunes, muchas no llegaran ni a ese día», aseguran desde el sector.

Insisten es que lo «normal» habría sido una bajada de impuestos y en ese momento el precio viene regulado directamente y rechazan que las gasolineras hayan subido los 20 céntimos en los monolitos. «Dudo que haya subidas generalizadas», resaltan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí