Las precipitaciones «abundantes» que se están registrando en las últimas jornadas especialmente en el norte de la Comunidad Valenciana, en las provincias de Teruel y Cuenca y, en menor cantidad en el entorno del sistema Central y Extremadura, son datos poco habituales y en el tiempo transcurrido en este marzo ya ha llovido un 40 por ciento más de lo normal para todo el mes, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que este lunes el observatorio de Castellón de la Plana recogió 115,6 litros por metro cuadrado, lo que convierte a este 21 de marzo en el tercer día más lluvioso en esa ciudad en los últimos 111 años, solo por detrás de 2020 y de 2015. Así, destaca que los tres días más lluviosos en marzo en ese observatorio que acumula datos desde 1911 se han producido en los últimos siete años.



Además, también pasaron de 100 litros por metro cuadrado en otros puntos de Castellón, como Segorbe, y de 90 litros por metro cuadrado a en Chelva, en la provincia de Valencia.

«Iniciamos la primavera astronómica con un episodio de lluvias en el Mediterráneo que, como es habitual en esta estación, se caracteriza más por la persistencia de las lluvias más que por su intensidad», explica del Campo que añade que, precisamente la intensidad suele ser más extremo en otoño, cuando el Mediterráneo está más caliente.

En ese contexto, ha precisado que los primeros 20 días del mes de marzo están siendo «muy lluviosos», ya que se ha recogido en el conjunto de España una media de 65 litros por metro cuadrado, lo que representa un 44 por ciento más de lo normal de lo que suele llover en el conjunto del mes, que son 45 litros por metro cuadrado.

De hecho, añade que en buena parte del país, excepto en el extremo norte, en el este de Baleares y en Canarias hasta el 20 de marzo ha llovido más del doble e incluso el triple de lo normal para ese periodo de veinte días.



Con ello, el déficit de precipitaciones que el 28 de febrero se situaba en el 42 por ciento, se ha reducido hasta el 30 por ciento. «Todavía falta mucho para revertir la situación de escasez de precipitaciones que tuvo lugar durante el otoño y el invierno», ha valorado, pero de momento las lluvias de marzo están ayudando a «aliviar en parte» la situación.

En lo que queda de martes, el portavoz espera que sigan las lluvias persistentes en el norte de la Comunidad Valenciana y también en zonas próximas de Teruel y Tarragona podrían ser también persistente, igual que en el entorno del sistema Central.

SEGUIRÁ LLOVIENDO

Respecto al miércoles, prevé que llegue una nueva borrasca al suroeste de la Península, mientras persiste el flujo de viento marítimo húmedo del Mediterráneo.

Esto provocará que las precipitaciones se reactivarán en muchas zonas de modo que el miércoles será una jornada «muy lluviosa» a la que el portavoz pide prestar atención, por ejemplo en la provincia de Málaga, donde se podrían acumular más de 80 litros por metro cuadrado en doce horas y localmente pueden caer más de 100 litros por metro cuadrado en 24 horas.


Vinícola de Tomelloso

Las lluvias serán de nuevo abundantes en la Comunidad Valenciana, en zonas próximas de Teruel y de Tarragona y en la región de Murcia, donde el portavoz pronostica que podrían superarse los 60 litros por metro cuadrado en 12 horas y precipitaciones «cuantiosas» en el Sistema Central, donde nevará unos 15 a 20 centímetros de nieve por encima de 1.300 a 1.500 metros de altura.

«Lloverá en prácticamente todo el resto de la Península», señala Del Campo, que apunta que no lo hará o lo hará de forma débil en el Cantábrico Oriental, Navarra y norte de Aragón y de Cataluña. Baleares no se librará de las precipitaciones ni tampoco el norte de las islas de mayor relieve de Canarias, aunque de forma más débil. Asimismo, soplará viento muy fuerte en el sureste peninsular y originará temporal marítimo en todo el Mediterráneo, donde puede haber olas de tres metros de altura.



De cara al jueves y el viernes, prevé que se mantenga el ambiente inestable, con lluvias generalizadas en la mayor parte de la Península y Baleares, y que serán persistentes y con acumulaciones «importantes» en el área mediterránea y en el sistema Central. Las precipitaciones más débiles y menos probables tendrán lugar esos días en el extremo norte de la Península y en Canarias, donde podría haber algún chubasco en el norte de las islas de mayor relieve.

La cota de nieve estará en unos 1.200 a 1.600 metros y seguirán soplando vientos fuertes en el Mediterráneo y sureste de la Península.



De cara al fin de semana, la mayor inestabilidad seguirá concentrada en el Mediterráneo, con lluvias «abundantes» en puntos de Castellón y provincia de Valencia, así como también en el nordeste de Cataluña. En el resto del país ya no serán tan generalizadas, aunque habrá intervalos nubosos con «chaparrones primaverales» que serán menos probables cuanto más al oeste.

El portavoz anuncia que el domingo por la tarde se aproximará por el suroeste y dejará cielos cubiertos suroeste y con precipitaciones al final del día y el lunes. En Canarias lloverá durante el fin de semana.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí