El Gobierno de Castilla-La Mancha continúa un día después celebrando el Plan Hidrológico del Tajo aprobado por el Consejo Nacional del Agua este martes, y en sendos actos en las figuras de sus consejeros en materia de Agua y Desarrollo Sostenible, Francisco Martínez Arroyo y José Luis Escudero respectivamente, han aprovechado para asegurar que tanto el Ejecutivo como toda la sociedad de la región es hoy «más feliz que ayer».

Primero era Martínez Arroyo quien hacía coincidir su reaparición en la primera línea tras varias semanas recuperándose de problemas de vista con la valoración del movimiento aprobado este martes por el Consejo Nacional del Agua. «Las aguas vuelven a su cauce», ha asegurado en rueda de prensa tras celebrarse el Consejo de Gobierno en el Palacio de Fuensalida.



Lo ocurrido ayer, ha dicho, no es «trabajo de un día» y lo es además de «la sociedad civil de Castilla-La Mancha»; desde ecologistas a usuarios, que han hecho posible que la región sea «un poco más feliz de lo que era ayer».

El objetivo del nuevo texto pasaba por cumplir hasta cinco sentencias del Tribunal Supremo con jurisprudencia a todas las cuencas y superar la «polémica política que ha enmarañado» el proceso.

Ya en mayo se aprobaron los caudales ecológicos de 7 metros cúbicos por segundo desde 2023 hasta finales de 2025; caudal que subiría a 8,65 en el año 2027.

Esa progresión en Aranjuez es «muy importante para Castilla-La Mancha», ya que medir ese caudal en la ciudad madrileña es «medir el auténtico caudal del Tajo», y no midiendo aguas abajo cuando se incorpora el río Jarama.


Lokinn

«Era importante medir antes, porque realmente es el Tajo el que se incorpora al Jarama, que trae las aguas residuales de Madrid. Este caudal es una garantía de futuro, y supondrá más caudal en Toledo y Talavera. Es un éxito sin precedentes», ha abundado. En este contexto, ha recordado que las comunidades gobernadas por el PP «votaron en contra» de esta propuesta.

La inversión millonaria en las depuradoras de Madrid también beneficiarán a Castilla-La Mancha, una inversión que aún así no se ejecuta en la tierra, pero que sí repercute en la misma.



25 METROS POR SEGUNDO EN TOLEDO

Martínez Arroyo ha calculado que con el caudal de Aranjuez, la previsión puede llegar a esperar 25 metros por segundo para el río a su paso por las ciudades de Toledo y Talavera.

Además, según sus cálculos, estas nuevas normas podrían suponer que se dejaran de trasvasar hasta 80 hectómetros anuales por el acueducto hasta el río Segura.


Advertisement

«Es una cifra aproximada y dependerá de la situación de los embalses, pero es una reducción importante», ha apuntado Martínez Arroyo, quien ha recordado que aún resta el trámite del Consejo de Estado para que se dé luz verde definitiva al documento para establecer «de manera precisa que no hay condicionantes a los caudales ecológicos».

ESCUDERO: «UN HITO HISTÓRICO»

El consejero de Desarrollo Sostenible del Gobierno de Castilla-La Mancha también ha valorado de su lado la decisión del Consejo Nacional del Agua, «un logro, un hito histórico, gracias a la voluntad política de Emiliano García-Page».

En un día para «tener gratitud» con «tanta gente que a lo largo de los años se ha implicado» por el río Tajo, incluyendo en este colectivo a los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía, «que durante mucho tiempo han peleado por una decisión histórica que ahora toca celebrar».

En este punto, Escudero ha hablado de aquellos que «han dado la espalda e insultado» a los defensores del río Tajo, aludiendo a dirigentes del PP –como el presidente provincial en Toledo, Carlos Velázquez–, «que nos llamó paletos» por ejercer esta defensa.


Vinícola de Tomelloso

«Hasta ayer, el PP sigue defendiendo los intereses de otras comunidades autónomas frente a los intereses de la región en el caso del agua. Les pediría que dejen de hacer el ridículo, que retiren de los Presupuestos Generales del Estado la enmienda que quiere perpetuar el trasvase», ha apuntado.

Así se ha pronunciado durante la inauguración de una exposición sobre el río Tajo en la localidad guadalajareña de Sacedón que quiere «concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de tener un río Tajo vivo, que cree riqueza en los municipios ribereños y que lo haga también en su paso medio».



A través de esta jornada se pretende «poner en valor todo el aporte que da el río Tajo en términos históricos, culturales y ambientales».

PABLO BELLIDO

El presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, ha apuntado por su parte que se trata de «uno de los mayores éxitos de la historia de Castilla-La Mancha», ya que se ha conseguido que el río más importante, «el que roban en el Levante», vuelva a ser un río.

Un éxito que tiene varios protagonistas, ya que el preludio fue el Memorándum firmado por un Gobierno del PP, lo que permitió que la tierra «se arrodillase a otros intereses».

Ha sido gracias al presidente autonómico, Emiliano García-Page, que llegó en 2015 a gobernar para «recurrir todos los trasvases frente a gobiernos del PSOE o del PP».

«Ayer por fin conseguimos el éxito colectivo que nos merecemos. Una gran victoria de justicia, una razón que ya nos había dado el Tribunal Supremo o las directrices europeas», ha abundado.

De su lado, el alcalde de Sacedón, Francisco Pérez Torrecilla, también ha tomado la palabra en este acto para poner en valor que hasta su localidad, el río Tajo tiene «buena salud», algo mermada por las precipitaciones en descenso.

Es a partir de aquí cuando, al juntarse con «la cloaca que viene de Madrid», se empieza a ver cómo el pulso del río decae y se convierte en «un río moribundo».

Con todo, ha valorado positivamente la «buena noticia» de que el Consejo Nacional del Agua aceptara las premisas de Castilla-La Mancha para el Tajo, que servirán para que la situación actual «se distancie» de la actual.

«Se necesita otro tipo de gestión hídrica y ayer se dio un paso más. Gracias al presidente Page y a todo su Gobierno, que han puesto empeño para que esto sea así», ha abundado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí