El mes de julio de 2022 terminará «muy probablemente» como uno de los dos más cálidos en España desde 1961 y se disputará el podio con el de 2015, que tuvo una temperatura media para el conjunto de España de 25,4 grados centígrados (ºC), es decir, 2,5ºC más cálido de lo normal, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que pronostica un agosto caluroso y que se estrenará con otro episodio de calor.

«Con una alta probabilidad, superará a julio de 2006, que es hasta el momento el tercero más cálido, con una anomalía de 1,8ºC este julio de 2022, que lo convierte en uno de los dos más cálidos de la serie», ha indicado a Europa Press el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo.



Así, el portavoz prevé que de acuerdo con la predicción extendida del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo, se puede esperar un agosto con temperaturas superiores a las normales en «prácticamente todo el país durante la primera quincena del mes».

En concreto, informa de que las temperaturas podrían situarse en zonas del norte y del centro de la Península entre 3 y 6 grados por encima de lo normal para la época y de cara a la segunda quincena, aunque la incertidumbre aumenta espera que siga un ambiente más cálido de lo normal, especialmente en el centro y sur de la Península y también en el área mediterránea.


Advertisement

Del Campo ha destacado que el agua del Mar Mediterráneo, que estos días presenta valores hasta cinco grados superiores a lo normal en la cuenca mediterránea occidental, sobre todo entre el este de Baleares e Italia, seguirá con esta tónica de temperaturas superiores a lo habitual por lo menos hasta mediados del mes de agosto, con temperaturas superficiales entre 3 y 4 grados superiores a lo habitual en las aguas mediterráneas próximas a las costas.

Respecto a las precipitaciones, ha recordado que agosto es normalmente el mes menos lluvioso del año, sólo superado en escasez de precipitaciones por julio, y parece que en esta ocasión, aunque no hay una tendencia clara, estas podrían ser más bajas de lo normal en el Cantábrico y es posible que durante el mes se formen algunas tormentas, sobre todo en los entornos montañosos por las tardes.


Vinícola de Tomelloso

De momento, prevé que el último fin de semana de julio será caluroso, con temperaturas que subirán el sábado y especialmente el domingo: Los termómetros superarán los 35ºC en el sur de Galicia, la cuenca del Ebro y Baleares, así como en buena parte de la meseta norte y centro y sur de la Península.

Además, las noches también serán cálidas, con temperaturas mínimas que quedarán por encima de los 20 ó 22 en la franja costera mediterránea, en Baleares y en amplias zonas del centro y del sur de la Península. En el Mediterráneo, con altos valores de humedad relativa, tendrán una «marcada sensación de bochorno».



Del Campo ha destacado que en los valles del Miño, Tajo, Guadiana y Guadalquivir se superarán o alcanzarán los 40ºC y en general se prevén temperaturas superiores a 35ºC.

El fin de semana también estará protagonizado por las tormentas que serán muy fuertes en el viernes en Navarra, Pirineo aragonés, Pirineo de Lérida y en el entorno del Sistema Ibérico turolense y de Castellón.



El portavoz avisa de peligro dada la posibilidad de que estos chubascos sean muy fuertes, con más de 30 litros por metros cuadrado en menos de una hora, rachas muy intensas de viento y posible granizo grande, con más de dos centímetros de diámetro.

Las tormentas podrán extenderse también a otras zonas del nordeste y el sábado y el domingo afectarán fundamentalmente a puntos del centro y de la mitad este de la Península.



El portavoz espera las precipitaciones tormentosas más intensas el sábado en los entornos del Sistema Central, sobre todo en la parte más oriental, en el Sistema Ibérico y el domingo de nuevo en el Sistema, Ibérico y Pirineos.

Respecto a la próxima semana, cuando empieza agosto, Del Campo anuncia que el mes comenzará con una subida de las temperaturas que será más marcada en el norte de la Península y de nuevo volverá el «calor intenso» hasta el miércoles, con máximas que superarán los 35ºC en la mayor parte de la Península y Baleares, salvo en el extremo norte y zonas de montaña y los 38ºC en el sur de Galicia, valle del Ebro, oeste de Castilla y León, centro y mitad sur peninsular, con hasta 40ºC en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.



Las noches también serán muy calurosas en amplias zonas y no se bajará de 20ºC o incluso de los 25ºC en la costa mediterránea, zona centro y mitad sur.

Durante estos tres primeros días de la semana, aunque en general brillará el sol por las tardes crecerán nubes de evolución diurna en el centro y norte de la península, que podrán dar lugar a chubascos tormentosos más intensos, otra vez en los entornos del Sistema, Ibérico y Pirineos.



PREVISIBLE OLA DE CALOR

De cara a la segunda mitad de la semana, el portavoz de la AEMET adelanta que se mantendrá el calor intenso en la mayor parte de España y seguirán las tormentas, especialmente en zonas de montaña.

Con la predicción actual, no puede descartar que este episodio de altas temperaturas de la próxima semana acabe siendo catalogado como una ola de calor, pues podrían superarse los umbrales de temperatura necesarios para ello durante al menos tres días en un área geográfica suficientemente amplia, especialmente en el suroeste de la Península.

«En cualquier caso no será un episodio cálido, tan extraordinario como el que hemos vivido recientemente a mediados de julio», ha apuntado Del Campo que afirma que, en todo caso, las temperaturas de la primera semana de agosto serán muy altas, con valores que además, pues durante los primeros días de la próxima semana podrán estar entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en el oeste y el centro de la Península.

Respecto a Canarias, el portavoz pronostica que el fin de semana soplarán los vientos alisios que dejarán nubes en el norte de las islas de mayor relieve. Los cielos estarán más despejados en el resto del archipiélago y las temperaturas iniciarán un ascenso que tendrá continuidad durante la próxima semana.

El ambiente, por lo tanto, también será caluroso por allí, sobre todo en el sur de Tenerife Sur de Gran Canaria, también en Fuerteventura, donde podrán superarse los 32ºC e incluso llegarán a 36ºC en las medianías.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí