El Fiscal Superior de Castilla-La Mancha, Emilio Fernández, ha apuntado que los casos de sumisión química sufridos por mujeres que han sufridos pinchazos en la Comunidad Autónoma no son una preocupación debido a que los pocos denunciados se deben a «actuaciones de bromistas» y que en ningún caso han culminado con abuso sexual.

A preguntas de los medios, durante su comparecencia para informar sobre la Memoria 2022, Fernández ha indicado que estos casos de pinchazos de «bromistas» no han derivado en «introducción de sustancias o elementos químicos» en los cuerpos de las mujeres «que pudieran tener propósito y un ataque ulterior a la libertad sexual».


Vinícola de Tomelloso

Por ello, considera que la legislación «es suficiente», tras lo que ha pedido a la población «no caer en miedo injustificado», ya que «hay otras formas de sumisión más frecuentes que las del pinchazo», como el abuso de alcohol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí