La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha pedido tanto a la patronal del sector del calzado como a los sindicatos que «arrimen el hombro» para que la conflictividad laboral sea «la menor posible» en la región y ha abogado porque el Gobierno regional no intervenga en este asunto sino que sean las partes las que lleguen a un entendimiento.

Así lo ha manifestado Franco a preguntas de los medios antes de la reunión de la mesa del Eje 1 del Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo que ha tenido lugar en Toledo este jueves, día en el que los más de 30.000 trabajadores que forman parte del sector del calzado están llamados a la huelga, convocada por CCOO y UGT, para conseguir un «convenio digno» tras no alcanzar un acuerdo con la patronal.

Franco ha recordado que la Administración regional tiene instrumentos «a disposición de la paz social en la región» como son la mediación, el arbitraje y la conciliación, pero ha insistido en que los gobiernos no deben intervenir en este tipo de disputas.

En cualquier caso, ha reiterado su petición a los agentes sociales para que haya un acuerdo en un contexto «complejo» para que se alcance la paz social en el sector del calzado.


Advertisement

De esta manera, ha señalado que ambas partes deben comprender que los empresarios «están revirtiendo el incremento de precios en los costes y en la materia prima» para no perder sus márgenes ni su competitividad pero, a su vez, también ha solicitado a las empresas que la parte laboral «se vea reconocida y recompensada en un contexto de inflación que nos está afectando a todos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí