La industria textil es uno de los sectores que m谩s impacto tiene sobre el medio ambiente: por el agua que consume, por su intenso uso del suelo y por la contaminaci贸n que genera. La buena noticia es que el consumidor, a partir de sus decisiones de compra y uso, puede reducir significativamente dicho impacto. Un estudio del ciclo de vida de prendas de ropa de la Organizaci贸n de Consumidores y Usuarios (OCU) valora su incidencia seg煤n el tipo de tejido con que se haya fabricado. Por ejemplo, el impacto sobre el medio ambiente de un pantal贸n de cuero es 3,5 veces mayor que el de uno de algod贸n; de hecho, habr铆a que usarlo 20 a帽os m谩s para igualar su efecto.

El cuero es precisamente el material con un mayor impacto sobre el medio ambiente a lo largo de todo su ciclo de vida (desde su extracci贸n, pasando por su fabricaci贸n, transporte, distribuci贸n y uso, hasta su gesti贸n como residuo), seguido de la seda y la lana. Por el contrario, los materiales naturales con menor impacto son el c谩帽amo, el lino, la tela vaquera y el algod贸n, por este orden. Los materiales sint茅ticos, por su parte, tienen tambi茅n un bajo impacto, incluso menor, pero pueden generar micropl谩sticos; y si no son de calidad, se convierten pronto en residuos.



Ahora bien, OCU advierte que tan importante como elegir prendas con tejidos sostenibles es priorizar un determinado dise帽o u origen:

  • Prendas poco o nada te帽idas; a menos color, menos impacto.
  • Prendas con pocos accesorios, como cremalleras o botones.
  • Prendas elaboradas con materiales reciclados.
  • Prendas fabricadas en Europa. Adem谩s de precisar menos transporte, hay m谩s garant铆as de condiciones laborales dignas y se favorece el empleo local.

Aunque sin duda lo que m谩s reduce el impacto ambiental de una prenda es alargar su vida 煤til: coser un roto o poner unas coderas son arreglos sencillos y baratos que pueden prolongar el uso de ropa que de otro modo tirar铆amos. Otra pr谩ctica muy recomendable es priorizar las prendas de segunda mano. Lo mismo que rechazar la espiral consumista de usar y tirar, t铆pica del fast fashion y la ropa de baja calidad. Lamentablemente, hoy por hoy el 50% de la ropa se deshecha antes de un a帽o de uso.


ACREDITA
Advertisement

En cualquier caso, resulta fundamental apoyar el buen hacer del consumidor desde la propia industria textil, las tiendas y la administraci贸n. Por eso OCU insiste a los fabricantes que elaboren prendas m谩s duraderas y que se reciclen f谩cilmente; a las tiendas, que eviten campa帽as que promuevan la moda r谩pida de usar y tirar; y a las administraciones, que implanten la recogida selectiva en todos los municipios, adem谩s de controlar que luego se practiquen un reciclaje y una reutilizaci贸n realmente efectivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆