La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha lamentado que la Junta de Comunidades «utilice la subida del 1,5 % a los empleados públicos como propaganda» cuando se trata de un aumento de obligado cumplimiento como parte de un acuerdo nacional, el cual «además no corrige la inflación disparada que se padece en Castilla-La Mancha».

CSIF ha respondido así en nota de prensa al consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, que ha señalado este martes que esta subida se reflejará en la próxima nómina, correspondiente al mes de noviembre, y que se trata de una de las primeras comunidades autónomas en llevarlo a cabo.


DO La Mancha

CSIF ha recordado que el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, ya avanzó la semana pasada que la subida se aplicará en la próxima nómina para que los empleados públicos «anticipen gastos de Navidad».

El presidente de CSIF Castilla-La Mancha, Julio Retamosa, considera que «la Junta ha puesto en marcha toda su maquinaria propagandística para hacer creer a la sociedad que está junto a los trabajadores públicos» y ha alegado que «está intentando vender una subida que es insuficiente y no nos podemos olvidar de todos los recortes que se mantienen».


Lokinn

Esta subida del 1,5 % con carácter retroactivo se produce, ha insistido, «gracias a la presión sindical ejercida por CSIF», que tras manifestarse en abril, mayo y junio en la región y reunir a más de 70.000 personas en Madrid el pasado 24 de septiembre «obligó al Gobierno central a sentarse a negociar tras más de dos años de silencio en material salarial».

«Desgraciadamente, la firma de CCOO y UGT con el Ejecutivo nacional permitió dar luz verde a un acuerdo que resta un enorme poder adquisitivo al conjunto de empleados públicos (6 % hasta 2024 y 1,5 % en variables) y que ni siquiera corrige la inflación de este año», han criticado.



Además, CSIF ha contradicho al consejero de Administraciones Públicas cuando afirma que las retribuciones se han incrementado más de 22 % desde 2015. «No solo es falso sino que es justamente lo contrario», ha señalado Retamosa, que subraya que «los empleados públicos arrastramos una pérdida de masa salarial superior al 20 %, incluyendo una tasa Cospedal que ha estado activa siete años y que se tardó mucho tiempo en eliminar a pesar de las promesas realizadas».

«El Gobierno regional no ha dado nada a los empleados públicos, todo lo conseguido es por los acuerdos que se hicieron con el Gobierno central», ha apostillado.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí