Ciudadanos y Partido Popular han defendido este jueves en el pleno de las Cortes una rebaja de los impuestos aplicados a la gasolina y el diésel, mientras que el PSOE les ha instado a llegar a un acuerdo en el Congreso de los Diputados para apoyar las medidas adoptadas recientemente por el Gobierno central para paliar la crisis generada por la guerra de Ucrania, con el incremento del precio de los combustibles y los niveles de inflación alcanzados.

Durante el debate general relativo a la incidencia de la elevación del precio de los hidrocarburos en la economía regional en el actual contexto de inflación, presentado por el Grupo Parlamentario Popular, el diputado de Ciudadanos David Muñoz ha apuntado que esa bajada de impuestos no afectaría a los bolsillos públicos y sí a las familias, que son las que se están «apretando el cinturón» ante la situación y los precios actuales.



A su juicio, si las familias se lo aprietan, también debería hacerlo el Gobierno, bajando los impuestos de los hidrocarburos, recordando que Castilla-La Mancha es la quinta región donde el gasoil es más caro, y que en este territorio hay «muchos camiones, tractores y furgonetas».

Consciente de que Castilla-La Mancha no puede bajar el impuesto de hidrocarburos, Muñoz ha criticado que el Gobierno regional «levanta mucho la voz por cuestiones que se deciden en el Estado» -como en el tema de las residencias de mayores, ha dicho-, pero no la levanta igual «para pedir que se bajen los impuestos a los castellanomanchegos».



En el mismo sentido, el parlamentario del Grupo Popular Miguel Ángel Rodríguez ha lamentando que, una y otra vez, el PSOE de Pedro Sánchez y de Emiliano García-Page se han «negado» a escucharles o escuchar a los castellanomanchegos cuando han demandado una bajada de impuestos, y continúan con su «mantra» de la armonización fiscal.

Sin embargo, en estos momentos, ha añadido, el Estado «se está forrando a costa de la subida del IPC, mientras que los ciudadanos somos cada vez más pobres» y «la realidad ahoga a las familias de Castilla-La Mancha», reseñando cómo los precios «son prohibitivos», también de la gasolina, donde los ha calificado de «indecentes e inasumibles», en una región como esta, «altamente dependiente del transporte por carretera».



QUE LAS FAMILIAS «NO SE ARRUINEN»

El PP insta al Gobierno de España a que solicite ante la Unión Europea que se dé libertad a los estados que lo pidan para suprimir el impuesto especial, de forma excepciona, y así bajar el precio del gasóleo y la gasolina. El presidente regional del partido, Paco Núñez, ha tomado la palabra para asegurar que su propuesta es «algo tan sencillo como que apoyen la eliminación temporal del impuesto a los hidrocarburos durante un periodo de tiempo determinado para abaratar el precio de las gasolinas y que los autónomos, pymes, transportistas, camioneros o familias normales «no se arruinen» por llenar el depósito.

Por su lado, el diputado del PSOE Fernando Mora ha criticado que tanto Cs como PP lleven desde hace un año diciendo lo mismo, «que venía el Apocalipsis», rechazando que pidan bajar los impuestos y al mismo tiempo pidan «más y más y más».


Vinícola de Tomelloso

El socialista ha rechazado las propuestas de ambos grupos, porque suprimir el impuesto es algo que debe autorizar la Unión Europea -y para que lo resuelva «tienen que ponerse de acuerdo 27», ha subrayado- y porque bajarlo al mínimo «supone 11 céntimos» para el litro de gasolina, «bastante menos que los 20 céntimos que baja el Gobierno» actualmente.

Tras mostrar su preocupación por la situación, ha considerado que pedir que este tema lo solucione el Gobierno «queda muy bien», pero ha animado a Ciudadanos y Partido Popular a sentarse con el Ejecutivo en el Parlamento nacional para negociar el decreto ley aprobado la semana pasada y llegar a un acuerdo también con los agentes sociales a fin de llegar a un acuerdo de rentas y que se tomen medidas eficaces.


Advertisement

En el mismo sentido se ha pronunciado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, quien ha recriminado a los ‘populares’ que pidan una bajada de impuestos constantemente cuando «si estuviera en su ADN» que no los hubiera lo habrían aplicado durante la etapa en la que gobernaron en Castilla-La Mancha, durante la que «duplicaron el céntimo sanitario», ha recordado.

«Detrás de esa supresión del impuesto de hidrocarburos está cargarse el Estado del Bienestar», algo a lo que el PP «le tiene bastantes ganas cuanto tiene oportunidad», ha concluido.



RESOLUCIONES

Ciudadanos, por su lado, pide en su propuesta de resolución -el texto ha sido rechazado, con la abstención del PP y el voto en contra del PSOE- que se reclame al Gobierno de España a que aproveche el margen que tiene, sin necesidad de recabar para ello la aprobación de la Comisión Europea, para rebajar el actual tipo impositivo sobre el gasóleo para usos especiales del 0,096 euros por litro a un tipo del 0,021 euros por litro; y se solicite a la Comisión Europea un permiso, justificado por la actual situación de inflación, para reducir el actual tipo impositivo mínimo de 0,33 euros por litro de gasóleo de uso profesional para los profesionales del transporte.

Igualmente, instan al Gobierno regional a aumentar hasta el 50% la reducción del precio de los abonos de transporte y títulos multiviaje de los servicios de transporte terrestre de competencia de la Junta de Comunidades, y a presentar un proyecto de ley que modifique la Ley 9/2012, de 29 de noviembre, de Tasas y Precios Públicos de Castilla-La Mancha y otras dos medidas tributarias, con el objetivo de suspender la aplicación de la tasa por servicios en materia de ordenación de los transportes terrestres por carretera y sus actividades auxiliares y complementarias.



En su propuesta de resolución -aprobada con sus únicos votos a favor, el rechazo del PP y la abstención de la formación naranja- el PSOE defiende la convalidación en el Congreso de los Diputados, con el mayor grado de consenso posible, de las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar la crisis generada por la guerra de Ucrania, e instan al Gobierno regional para que a su vez eleve al Gobierno de España su preocupación por la subida continuada de los precios de los combustibles, con el fin de que «se pueda impulsar un pacto de rentas como instrumento de lucha contra la inflación».

El PSOE también demanda al Gobierno de Castilla-La Mancha que, en el ámbito de sus propias competencias y en el marco de colaboración con otras instituciones, siga adoptando medidas que palien los efectos de la crisis y atienda, por tanto, a políticas de empleo y solidaridad con trabajadores, autónomos y empresarios, con la finalidad de preservar el tejido socio-económico de la Región de los efectos negativos de la crisis, y salvaguarde la cohesión social.



El Grupo Parlamentario Popular ha elevado una resolución al debate –rechazada con los votos del PSOE y la abstención de Cs– en la que se insta al Gobierno regional y al Gobierno de España, a eliminar el gravamen del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos (IEH) y a que se solicite ante la Unión Europea que se dé libertad a los estados miembro que lo pidan para suprimir el impuesto especial, de forma excepcional y temporal, y así bajar el precio del gasóleo y la gasolina.

Iguamente, piden deflactar el IRPF, modificando tanto los tramos como los mínimos personales y resto de deducciones; reducir la tributación en estimación objetiva en IRPF (módulos) y del régimen simplificado en IVA y régimen especial de recargo de equivalencia en aquellos sectores especialmente afectados por el incremento de precios y costes, que de forma especial afecta a los autónomos; eliminar definitivamente el impuesto del agua; poner en marcha un completo paquete de medidas fiscales, y proceder a una bajada general de las tasas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí