El Grupo Parlamentario Ciudadanos se ha quedado solo en su petición de eliminar el uso de la mascarilla en interiores como método de contención ante el coronavirus, mientras que por parte del PP han considerado que dar este paso en este momento es «precipitado» y desde el PSOE han defendido que la «práctica totalidad» de las comunidades autónomas abogan por «mantener la cautela» antes de tomar esta decisión.

La portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Carmen Picazo, ha pedido, en el pleno de este jueves en las Cortes regionales, «la normalización de la vida de los castellanomanchegos» con la retirada de la mascarilla en interiores, considerando que la situación «ha mejorado notablemente» y demandando establecer «una hoja de ruta hacia el fin de la situación de excepcionalidad».

Picazo ha aducido a estudios que cuestionan la eficacia de la mascarilla en las escuelas, así como otros datos como que son un lugar de crecimiento de bacterias y hongos o a que los psicólogos indican que a los niños les está costando «mucho más» aprender a hablar por su uso.

«Los datos nos dicen que es posible darles un respiro a los españoles, les pido que no esperemos más», ha señalado, pidiendo que se trate a los ciudadanos «como a adultos» y que no se sigan tomando medidas «siempre con la calculadora electoral en la mano».

  • Vinícola de Tomelloso

EL PP LO VE «PRECIPITADO»

Mientras, por parte del PP, Benjamín Prieto ha criticado la «incoherencia» de Cs sobre este asunto y ha opinado que este debate ha sido presentado por el partido naranja «motivado en un interés mediático», haciendo hincapié en que para muchos especialistas «el fin de la mascarilla en interiores es un paso necesario pero creen que ahora es precipitado», debiendo postergarse hasta que la incidencia acumulada se encuentre entre los 25 y los 50 puntos.

Además, Prieto ha recordado que los países que han quitado la mascarilla tempranamente han tenido repuntes en la incidencia, las hospitalizaciones y las muertes, mientras que otros como Japón, que no han eliminado su obligatoriedad, han mantenido «niveles mucho menores», por lo que ha apostado por tomar medidas «con criterios científicos y nunca por interés político», buscando además el consenso de las comunidades autónomas.

FERCAM 2022

De igual modo, el ‘popular’ ha hecho hincapié en las medidas propuestas por su partido en torno a este asunto como aprobar instrumentos legales en salud pública, medidas que hagan más fuerte el sistema sanitario, reducir el IVA de las mascarillas FFP2 y FFP3 al 4% y fijar máximos en sus precios, así como suministrar equipos de protección gratis para mayores y personas vulnerables y que la eliminación de su uso se decida «con criterios epidemiológicos».

PSOE CRITICA UN USO «VOLUNTARIO» DE LA MASCARILLA

Del lado del PSOE, el diputado Ángel Tomás Godoy ha defendido que, a lo largo de toda la pandemia, todos los responsables políticos se han basado en informes científicos para tomar sus decisiones, criticando que la opinión de Cs sea que el uso de la mascarilla «se modifique y sea prácticamente voluntario».

Día de Castilla-La Mancha 2022

Godoy ha reconocido que la mascarilla puede generar «algunos efectos adversos» pero «en ningún caso» pone en riesgo la salud, mientras que, según los expertos, ha actuado como un «dique de contención» para evitar un número de muertes «infinitamente mayor» a causa del coronavirus.

Asimismo, ha remarcado que, mirando a otras comunidades, la «práctica totalidad» de las regiones españolas abogan por «mantener la cautela y la precaución en general con las medidas antiCOVID y también con la mascarilla». «Siendo un debate que yo puedo entender, prácticamente el consenso de las comunidades autónomas y de la mayoría de los científicos es que en este momento hay que mantener, como mínimo como medida de precaución, la mascarilla», ha añadido, insistiendo en que «prácticamente todos los grupos políticos» del país están de acuerdo con ello.

RESOLUCIONES

Tras el debate parlamentario, los grupos han presentado sus distintas resoluciones. Así, Cs, cuya proposición ha sido rechazada por los socialistas aunque ha contado con la abstención del PP, instaba al Gobierno regional a instar, a su vez, al Gobierno central a establecer una hoja de ruta hacia el fin de la situación de excepcionalidad, impulsar la declaración de finalización de la situación de emergencia sanitaria por COVID-19, eliminar la obligatoriedad del uso de mascarilla incluyendo en interiores y ajustando esa obligatoriedad únicamente a situaciones de aglomeraciones o en materia de transporte urbano e interurbano y a, específicamente, eliminar el uso de mascarillas en las escuelas de acuerdo a la Asociación Española de Pediatría.

Mientras, el PSOE, en su resolución, aprobada por la mayoría socialista, pedía un último esfuerzo y reitera su continuo reconocimiento y agradecimiento a la población de Castilla-La Mancha por su comportamiento ejemplar en el cumplimiento de normas de prevención, apoya las líneas de actuación emprendidas en el seno del Sistema Nacional de Salud para asegurar la cohesión y equidad del mismo y manifiesta el valor de prevención de la transmisión de la infección a través de las medidas no farmacológicas.

Asimismo, reconocía los esfuerzos realizados durante estos dos largos años a los profesionales sanitarios, valora la adaptación continua de la Estrategia de Detección Precoz, Vigilancia y Control de la COVID-19 y reconoce el trabajo que se ha realizado desde las entidades públicas y privadas, ayuntamientos, sector social, empresas y sus trabajadores durante esta pandemia, para prevenir y proteger.

Por su parte, el PP no ha presentado ningún resolución en este punto del orden del día del pleno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí