El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha acogido un debate general a cuenta de la situación actual de la Comunidad Autónoma, un foro en el que la líder de Ciudadanos –grupo impulsor de este debate–, Carmen Picazo, ha dado el pistoletazo de salida para ser muy crítica con la gestión económica del Gobierno.

Así, tras recordar que su grupo y su partido al completo ha sido «leal» a los ciudadanos, «fiel» a sus principios y «responsables» al apoyar textos legislativos, ha rescatado el discurso de investidura del presidente regional, Emiliano García-Page, en el que cogía la bandera de los acuerdos, para decir que, si bien sí que se han alcanzado, «no se han cumplido».


Vinícola de Tomelloso

También ha recordado cómo García-Page prometió transparencia «pero solo comparece una vez al año en las Cortes», lo que le asemeja a un «régimen castrista».

Usando datos del propio Gobierno ha criticado que «solo se haya cumplido un 64% del programa electoral». «Son ustedes un régimen, porque dicen una cosa en Antena 3 y justo lo contrario de lo que dicen en el Congreso de los Diputados», ha cargado.


Advertisement

Ha hecho más enumeraciones para justificar la categoría de «régimen» del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, «que critica con la boca pequeña al peor presidente de la historia de España».

«Son un régimen porque quieren ocupar todos los espacios, ustedes deciden lo que está bien, lo que está mal, y la verdad es que eso no huele mucho a libertad», ha insistido en sus críticas.



Una crítica que ha hecho extensiva al PP, que «no es un régimen» pero que está «deseando serlo» si llega al poder, razón por la cual considera que Castilla-La Mancha «necesita una alternativa».

«Sacan pecho por datos llenos de esteroides pero no cumplen», ha abundado la lideresa naranja, quien ha dicho que las «recetas del régimen» son «gasto público, impuestos, deuda, y como no, un ingrediente social como son las subvenciones». Pero son políticas que «no funcionan», porque generan «deuda, paro e inflación».



EL PP ALERTA DE «DATOS PREOCUPANTES»

Miguel Ángel Rodríguez, por parte del PP, se ha limitado a analizar la situación económica de la región, la cual presenta «datos preocupantes».

Datos que «deberían mover a la reflexión del Gobierno para abandonar su triunfalismo, como si fueran la panacea de todos los males, como si en Castilla-La Mancha se ataran los perros con longaniza».



Saldo vegetativo negativo, subida del paro en la última EPA y falta de «visión a largo plazo» o de políticas en pro de la natalidad conforman para el PP un escenario que «preocupa».

Unos malos datos achacables «a lo más de 30 años de gobiernos del PSOE», ya que «cuando gobierna el PSOE se ponen de moda conceptos económicos a los que no se les hace caso cuando gobierna el PP», como la prima de riesgo.



Ahora suben los precios; aumenta el paro según la última EPA afectando a los más jóvenes; y «casi 37 euros de cada 100 que se generan van a pagar deuda», una deuda que «ha crecido desde que gobierno García-Page, hasta los 15.000 millones en la actualidad».

Ha aprovechado para colar la reivindicación de su partido para intentar bajar más impuestos, toda vez que «cada castellanomanchego tiene que trabajar cada año desde el 1 de enero hasta el 17 de julio para pagar impuestos».



«Esto son más datos que opiniones. Intuyo que seguirán insultando a la oposición y no atenderán sus propuestas. Les recomiendo que recopilen todas las propuestas de resolución que hemos traído a distintos plenos con recetas para paliar los efectos de la crisis», ha rematado.

EL PSOE DEFIENDE LA GESTIÓN

El diputado del PSOE Antonio Sánchez ha sido el encargado de defender la postura de su grupo para rebatir los argumentos de sus antecesores en el uso de la palabra, lamentando las críticas de Cs al poner en duda la política de subvenciones.



A Miguel Ángel Rodríguez le ha pedido «poner en contexto» los datos que ofrecía desde la tribuna de oradores, y si bien los ha certificado, ha puesto el acento en «el punto de partida» hace 40 años.

Sobre sus datos de pobreza, le ha replicado que Castilla-La Mancha «es la segunda región que más ha reducido la desigualdad desde 2015».

La creación de empleo o la reducción de las tasas de desempleo, datos «el doble de buenos que cuando el PP gobernó», han sido otros guarismos esgrimidos por el parlamentario socialista para defender la gestión política del Gobierno de Castilla-La Mancha.

«Ustedes dicen que si gobernaran no pasaría nada, porque la inflación es culpa de Pedro Sánchez», ha cargado contra el PP, recordando su política de «recortes» en la gestión contra la última crisis. «No fueron útiles ni para el país ni para la región, así que ahora les pedimos que apoyen las medidas que se están poniendo encima de la mesa».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí