Castilla-La Mancha está trabajando con capacidad de anticipación y poniendo los medios para que no haya problemas de abastecimiento de agua, pues, por su experiencia de «región seca por definición» sabe «aprovechar muy bien cada gota», tal y como ha defendido el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.

A preguntas de los medios en rueda de prensa sobre la sequía, tras los últimos datos de los embalses en la región -al 21,19 % de su capacidad-, ha señalado que salvo la cuenca del Júcar, las seis restantes «sufren dificultades».

Tras el seguimiento diario que realizan a las siete cuencas hidrográficas que surcan la región, el consejero ha remarcado que del Júcar tiene una situación mejor por encima de la media de los últimos diez años.

Las dificultades del resto de cuencas «no son mayores» que las de otros años, por el carácter seco que tiene la región. «Estamos poniendo los medios para que no haya problemas de abastecimiento, el esfuerzo inversor es muy importante, estamos anticipándonos a los -posibles- problemas».


Vinícola de Tomelloso

En todo caso, ha desvelado que la semana que viene abordará con el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Julián Garde, varios proyectos de trabajo de planificación en materia de agua para anticiparse a los posibles problemas de abastecimiento. «El objetivo es ir por delante», ha afirmado Martínez Arroyo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí