Este lunes arranca la cosecha de la lavanda en varios puntos de Castilla-La Mancha, ocasión para la cual Rodrigo Carrillo, agricultor que postea en Twitter bajo la marca ‘Tractorista de Castilla’ –más de 45.000 seguidores–, ha emitido un hilo con varios consejos para que los visitantes puedan disfrutar del espectáculo natural sin dejar de respetar el entorno.

De este modo, asegura Carrillo en Twitter que muchas personas «se van a acercar a ver los campos» por lo que eleva una serie de recomendaciones, «algunas impopulares, pero necesarias».



Así, recuerda que toda plantación es un centro de trabajo y lo más normal es que no esté habilitado para visitas ni tendrá habilitado un aparcamiento privado. «No obstaculices con tu coche ningún camino o parcela».

Evitar que queden residuos tras la llegada de visitantes es otro de los extremos que quiere conseguir. «Si te aprietas una cerveza, la lata no suele germinar a los meses de ser tirada. Pasa lo mismo con las colillas o el aluminio del bocata. Lo he intentado y de verdad, ojalá salieran árboles de cerveza fresquita. Pero no es el caso», ironiza.


Vinícola de Tomelloso

«Si te da por coger flores, en este caso de lavanda o lavandín, has de saber que no son tuyas, y que es más fácil pedirlas o comprarlas que ponerlas a secar en el retrovisor del coche. Lo deja todo perdido», recalca.

Igualmente, pide a los visitantes que no lleven mascota, ya que «aunque no hay nada mejor que darle un paseo a Tyson, a Frida o al pequeño Hugo por el campo, es época de cría y los animales que viven ajenos al pienso compuesto no necesitan estresarse».



Para hacerse una foto, recomienda el amanecer o el atardecer como mejores horas del día, ya que «la luz cenital no favorece las fotos en la lavanda, pierden el color y te decepcionarás y darás una mala reseña en Google».

Además, repara en que la manera de colaborar con las personas que trabajan en estos pueblos «siempre será consumir en sus bares, restaurantes o tiendas». «La vida en los pueblos en estas fechas se basa en eso».


Advertisement

En este sentido, indica a los turistas que si quieren llevarse aceites esenciales o derivados de la lavanda, lo mejor es recurrir a las tiendas online o en los pueblos.

«Si visitas una plantación de lavanda, procura vestir de blanco. Las abejas no ven el blanco y evitarás colapsar las UCIs. O lo que sea. No es por pertenecer a una secta, tiene un sentido», agrega.



En el mismo contexto recomienda bromeando saludar «a los paisanos» de los pueblos, ya que «saludar es de buena gente»; al tiempo que recuerda que el hecho de que los campos estén en flor este año «es un gesto de heroicidad porque ha salido un año malísimo».

«Disfrutar del fruto del trabajo de los y las agricultores es reconocerles su trabajo. Y en estos tiempos, parece mentira, los trabajadores están necesitados tanto de respeto como de pan», remata Rodrigo Carrillo.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí