Imagen: A Vista de Globo

Observar el mundo desde las alturas nos ofrece una perspectiva totalmente diferente de los paisajes que nos rodean. Tanto es así, que cuando visitamos un nuevo destino turístico, los miradores son clave porque ofrecen una visión panorámica del lugar.

Dando un paso más allá que los miradores (o unos cuantos pasos más arriba), la posibilidad de volar en globo ofrece una nueva forma de hacer turismo rural para conocer los lugares más singulares de nuestro entorno a vista de pájaro.

Por sus condiciones geográficas, Castilla-La Mancha es una de las regiones más favorables para realizar este tipo de actividades de aventura. Por eso, hoy hacemos un repaso por 4 formas de volar en globo en la región, de la mano de una oportunidad que nos garantiza una experiencia inolvidable.

CIELOS DE CUENCA

La capital conquense, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, tiene a la vista de todos la belleza de su casco antiguo. Ahora, imagínate tener la oportunidad de contemplar la misma imagen pero desde las alturas. Elementos históricos como el Puente de San Pablo o las Casas Colgadas quedan así envueltos entre dos hoces en plena Naturaleza.


Vinícola de Tomelloso

Una de las opciones para surcar los cielos de la capital es ‘A Vista de Globo’, que ofrece un vuelo de una hora que incluye un almuerzo, un brindis con cava y un diploma de vuelo. Se calcula que la duración total de la experiencia ronda las 4 horas, y los visitantes podrán participar en el montaje del globo y fotografiarse junto a la vela.

Además de visitar la capital, existen otras alternativas de vuelos por la provincia de Cuenca, como la Reserva Natural de las Hoces del Cabriel, donde ver el pantano de Contreras, los Cuchillos y las Hoces; las Lagunas de Cañada del Hoyo, un entorno natural formado por 7 lagunas; o la ciudad romana de Segóbriga, un antiguo asentamiento romano que cuenta con un antiguo anfiteatro, una necrópolis y una antigua basílica visigoda.

CIELOS DE TOLEDO

Debido a su cercanía con Madrid, la provincia de Toledo quizás sea la que más opciones ofrece, teniendo en cuenta que algunas de las rutas aéreas que se hacen por España incluyen a la capital como parada estrella. Sin embargo, hoy vamos a centrarnos en recorrer únicamente la ciudad, con la posibilidad de observar desde el cielo los elementos más significativos de su casco histórico.

El Alcázar, la Catedral, la muralla, iglesias como la de San Ildefonso, el museo del Greco o el río Tajo son algunos de los detalles que se recorren en este paseo en globo. En esta ocasión, la opción clásica de los turistas de subir en coche hasta el Mirador del Valle se queda corta en comparación con la estampa que supone ver la capital castellanomanchega desde las alturas.


Lokinn

Una de las opciones para sobrevolar Toledo es ‘Siempre en las Nubes’, con vuelos de una hora de duración y donde el piloto que acompaña a los pasajeros explica los elementos que se observan desde el aire. El pack también incluye una celebración con cava y un picnic en el lugar de aterrizaje.

Al igual que ocurre con Cuenca, la provincia de Toledo también incluye otras rutas de vuelo, como son los municipios de Consuegra u Ocaña. En este último caso, la ruta comienza desde su aeródromo, unos de los campos de vuelo con más influencia entre los cercanos a Madrid.


Advertisement

CIELOS DE CIUDAD REAL

Un vuelo en globo por la provincia de Ciudad Real puede abarcar distintas zonas, como Ciudad Real capital, Daimiel o Puertollano. Para ‘Globos La Mancha’, una de las rutas más recomendadas por sus vistas y condiciones meteorológicas es el vuelo en Aldea del Rey, en el Castillo de Calatrava la Nueva, donde también se podrá sobrevolar las conocidas Tablas de Daimiel o el Castillo de Alarcos.

Aunque la ruta depende de la época del año y de las corrientes del viento, lo que sí garantiza la experiencia es unas vistas a parajes naturales impresionantes desde las alturas durante una hora aproximada de vuelo. En la provincia de Ciudad Real, también existen rutas para visitar zonas como el Valle de Alcudia, los viñedos de Socuéllamos o los Volcanes de Campo de Calatrava.



Para los amantes de los molinos, símbolo de Castilla-La Mancha, cabe recordar la posibilidad de escoger los vuelos sobre los 10 molinos de viento del municipio de Campo de Criptana, e incluso los 4 molinos ubicados en Alcázar de San Juan (siempre y cuando la dirección y la velocidad del viento lo permitan).

CIELOS DE ALBACETE

Terminamos este repaso para adentrarnos en la provincia de Albacete y, en esta ocasión, haciendo una parada en uno de sus municipios más bonitos: Alcalá del Júcar. A pesar de ser un municipio de pequeñas dimensiones, sus características le han hecho ‘colarse’ en más de una ocasión entre los listados de los pueblos más bonitos de España.



La experiencia de vuelo en globo permite disfrutar de unas vistas al entramado particular de sus calles, su Castillo, el Puente Romano y la Hoz del Júcar. Toda una aventura por uno de los espacios más sorprendentes de Castilla-La Mancha, cuyas construcciones y sus casas blancas en la cumbre de la colina han logrado que sea declarado Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural.

Al igual que ocurre con el resto de opciones, se calcula que el vuelo tiene una duración de una hora. ‘Inturmancha’ es una empresa que gestiona esta aventura, donde los visitantes estarán acompañados de un piloto que dará todos los detalles sobre la zona, y cuyas alturas permitirán hacer fotografías a vista de pájaro.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí