Zafra de Záncara

Una treintena de municipios de Castilla-La Mancha ha logrado esquivar la covid-19 en casi dos años de pandemia que están a punto de cumplirse, de manera que no han registrado ningún positivo por coronavirus pese a las distintas olas del virus.

Según datos de la Consejería de Sanidad a los que ha tenido acceso Efe, se trata de 30 municipios de las 919 localidades en total que hay en la región, lo que representa un 3,26 por ciento de pueblos libres de covid.

La treintena de municipios pertenece solo a dos de las cinco provincias castellanomanchegas, en concreto seis a Cuenca y 24 a Guadalajara, y no achacan a nada en especial que hayan podido librarse del virus durante casi dos años sino que lo atribuyen a la suerte, la fortuna o al cumplimiento estricto de las medidas de seguridad y protección entre sus vecinos.

PUEBLOS CON MUY POCOS HABITANTES

En todo caso, son pueblos en los que residen muy pocos habitantes y, de hecho, el que registra una mayor población no supera los 110 vecinos.

  • Vinícola de Tomelloso

En la provincia de Cuenca, los municipios que han logrado evitar que la covid-19 entre en su territorio son Arandilla del Arroyo, Bascuñana de San Pedro, Huérguina, Valsalobre, Villarejo de la Peñuela y Zafra de Záncara.

El alcalde esta última localidad conquense, que con aproximadamente un centenar de vecinos es la de mayor población entre los municipios sin covid de Castilla-La Mancha, Antonio García, ha relatado a Efe que los habitantes de este pueblo «han salido poco» de casa y del propio pueblo durante todo este tiempo de pandemia.

FERCAM 2022

No obstante, ha señalado que en verano ha ido gente al pueblo a pasar las vacaciones y que cuando llegó la fiesta popular se celebró, además de que hay un bar y otros dos junto a la autovía más cercana y por tanto ha habido cierto contacto social, con lo que ha concluido que «la gente lo ha hecho de categoría» para poder haber esquivado los contagios.

El regidor de Zafra de Záncara ha recordado que cuando empezó la pandemia un camión iba todas las semanas a desinfectar las calles y ha bromeado incluso con que los vecinos del pueblo atribuyen que no haya entrado el virus al «aire» que respiran, ya que se encuentra ubicado en un alto.

Día de Castilla-La Mancha 2022

De hecho, ha agregado que en los pueblos de alrededor sí se han detectado casos de covid-19 pero Zafra de Záncara ha debido de tener «suerte», y ha añadido que incluso los médicos que atienden a estos vecinos, procedentes de Villares del Saz, han comentado que es «increíble» que no haya habido contagios.

También en la provincia de Cuenca, el alcalde de Bascuñana de San Pedro, Jesús Montón, ha comentado que en la época estival ha habido más gente en su pueblo pero ha especificado que desde el puente de noviembre en adelante solo residen en el mismo una persona de unos 80 años y otra de en torno a los 50, aunque hay 24 empadronados en el municipio.

Este alcalde ha explicado que él mismo le lleva comida al octogenario los fines de semana cuando se desplaza al pueblo, para que no tenga que moverse del mismo, y que también le llevó a Chillarón para que recibiera las vacunas contra la covid-19.

Por otro lado, en Huérguina, otro municipio de la provincia conquense sin casos de covid, su alcalde, José Armero, ha aseverado que los propios vecinos del pueblo -poco más de 40- dicen que no se explican cómo el virus no ha llegado a su localidad y «comentan que será por el agua de la fuente», ha bromeado.

El dirigente municipal ha sostenido que los habitantes de Huérguina han tenido cuidado ante el virus y muy poco contacto social, ya que el único bar que existe en el municipio ha estado cerrado durante la pandemia.

«NO SE HAN MOVIDO MUCHO»

En cuanto a la provincia de Guadalajara los 24 pueblos a los que no ha llegado la covid-19 en dos años son Alcolea de las Peñas, Alique, Angón, Anquela del Pedregal, Bañuelos, Castellar de la Muela, Esplegares, Estriégana, Iniéstola, Negredo, La Olmeda de Jadraque, Pinilla de Molina, Prádena de Atienza, Santiuste, Sotodosos, Taravilla, Terzaga, Tomerrocha de Jadraque, Torrubia, Tortuero, Utande, Valdegrudas, Valderrebollo y Semillas.

El alcalde y presidente de la Junta Gestora en Alcolea de las Peñas, Jesús Parra, ha opinado que si no ha habido casos de covid en el pueblo es porque lo han habitado durante la pandemia unas siete personas y «no se han movido mucho».

En este sentido, ha afirmado que desde el inicio de la pandemia un panadero y un trabajador de una tienda de congelados han provisto a estas siete personas de los alimentos necesarios para que no tuvieran que desplazarse a Atienza, la localidad más cercana a la que suelen acudir para obtener los servicios de los que puede carecer el pueblo.

Tampoco ha habido mucho contacto social, ha apuntado Parra, porque en el municipio hay un centro social pero no ha abierto durante este tiempo.

Y en Esplegares, otro de los municipios que se ha librado de la covid-19 en la provincia guadalajareña, ha ocurrido más de lo mismo, pocos habitantes -unos 20- y respeto por parte de quienes residen fuera a pesar de resultar atractivo pasar el confinamiento en una zona tranquila como ésta.

Así lo ha señalado la teniente de alcalde, Cristina de la Mata, que al igual que la alcaldesa, Silvia Salazar, no han residido en el pueblo por consideración con los habitantes, la mayoría de ellos personas mayores, y han pedido a los más jóvenes que atiendan las necesidades de estos para que no tuvieran que ir a Cifuentes, el núcleo más grande que está más cerca.

De la Mata ha apuntado que en Esplegares hay un bar pero cuando los que estaban fuera han ido en verano al pueblo no han estado dentro del mismo sino al lado en una pista de fútbol y con todo el respeto a las medidas como la mascarilla y la distancia de seguridad, de manera que «hemos intentado hacerlo lo mejor posible, tampoco nada especial pero sí ser responsables», ha concluido.

De su lado, el director general de Salud Pública, Juan Camacho, ha señalado, en declaraciones a Efe, que la explicación que encuentran desde la Consejería de Sanidad para que en estos pueblos no se haya detectado ningún caso de coronavirus en los dos años de pandemia es que se trata de municipios pequeños, todos de menos de 50 habitantes y solo uno de ellos supera los 100.

De esta manera, ha considerado que el hecho de ser localidades con pocos habitantes ha hecho que «la movilidad social sea mucho menor», ya que son, en su mayoría, personas de edad avanzada y no tienen que desplazarse por motivos laborales o de estudios.

Asimismo, ha indicado que la vigilancia por parte de los servicios de salud también es más sencilla, si bien ha precisado que «no es que se hagan menos pruebas» en estos pueblos sino que, al contrario, «se investigan los casos en todos los municipios independientemente de su tamaño».

También ha hecho hincapié en que los vecinos de estos pueblos son mayores de 80, 70 y 60 años y la vacunación contra la covid-19 en Castilla-La Mancha en estos tramos de edad prácticamente roza el 100 %, por lo que todas estas personas están vacunadas con la pauta completa, incluida la dosis adicional, y además el proceso de vacunación se hizo «con muchísima rapidez» y se vacunó a toda la población en el primer intento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí