Los familiares de B.S.D.B.T., la mujer acusada de intentar suicidarse y matar a su hijo de tres años con gas, han asegurado desconocer los pensamientos autolíticos de la procesada. «Nunca nos dijo que quisiera quitarse la vida».

Ha sido durante el juicio, que ha tenido lugar este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete, donde ha comenzado declarando el padre de la acusada, S.T., quien, junto al hermanastro de la misma, fue el primero en personarse en la vivienda y dar la voz de alarma a los servicios de emergencias.

«El día en que ocurrió todo me llamó mi expareja, la madre de Daniela, que vive en Burkina Faso, y me dijo que fuera corriendo a su casa porque le había enviado un mensaje diciendo que le había dado somníferos a su hijo y que se iba a quitar la vida. Cuando llegamos a su casa y nos abrió la puerta, notamos un fuerte olor a gas, le pregunté qué estaba pasando, pero no me contestaba», ha relatado.

Según S.T., al notar el olor a gas comenzó a buscar su procedencia en la cocina, pero no encontró nada. Cuando vio las pastillas de melatonina sobre la mesa, llamó al 112 para alertar de lo ocurrido y que atendieran al menor.


DO La Mancha

«Daniela no tenía ninguna enfermedad, pero una semana antes de pasar todo yo dudé sobre su estado mental, tenía comportamientos que me hacían pensar que podía tener problemas psicológicos, pero nunca me dijo que quisiera quitarse la vida», ha explicado el padre de la acusada, que ha señalado creer que fue la situación económica y la relación que mantiene con su familia lo que la llevó a «tocar fondo».

«Creo que la situación que vive le llevó a tocar fondo, al niño lo cuidamos entre todos y, por mi manera de entender la vida, nuestra relación se ha enfriado, pero su situación no le permite alejarse de mí».


Lokinn

Del mismo lado, el hermanastro de la procesada ha asegurado desconocer si B.S.D.B.T. tenía pensamientos suicidas. «Yo me llevaba bien con ella, nos veíamos bastante y nunca manifestó querer quitarse la vida ni que intentara suicidarse, me enteré cuando llegó la policía y nos lo dijo».

Por su parte, la pareja de la acusada sí que ha señalado haber notado a Daniela «alicaída» y «mal» por su situación económica, aunque también ha reiterado que nunca manifestó que quería quitarse la vida. «Nunca me dijo nada de eso, alguna vez lo leí en su diario, pero nunca me lo dijo».



VERSIÓN DE LOS POLICÍAS

En el juicio también han testificado los policías que acudieron a la vivienda, describiendo el «fuerte olor a gas» que se encontraron al llegar.

«Al llegar detectamos un fuerte olor a gas, empezamos a buscar y llegamos hasta una habitación cerrada y con una toalla en la rendija. Cuando entramos, había dos botellas de gas abiertas y todas las ventanas cerradas. Rápidamente abrimos las ventanas de toda la casa y apagamos todas las luces», ha relatado uno de los agentes.


ACREDITA
Advertisement

«Pensamos incluso en desalojar el edificio de lo fuerte que olía, pero no llegó a ser necesario», ha añadido un segundo testigo.Todos han coincidido en su versión de los hechos, declarando haber encontrado también un cuenco con pastillas trituradas, que resultaron ser melatonina.

«Nos dijo que se quería quitar la vida, que le había dado de comer varias pastillas y una cerveza al bebé. La cerveza además contenía tequila, por lo que el efecto somnífero era aún mayor».


Vinícola de Tomelloso

Ante esta confesión, el menor fue trasladado y atendido de urgencias en el Hospital General de Albacete, donde procedieron a tratarlo con oxígeno activo, según ha explicado una de las pediatras.

El Ministerio Fiscal considera que los hechos relatados son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa por el que piden 25 años y un día de prisión, así como cinco años de libertad vigilada. Igualmente, la Fiscalía solicita la prohibición de acercarse al menor a menos de 500 metros durante 27 años.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí