“El acompañamiento emocional a los niños y adolescentes que van a pasar por procedimientos y técnicas es un servicio basado en el modelo Child Life”. Así comienza el estudio que han realizado un grupo de EIR (Enfermero Interno Residente) de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

Desde agosto de 2021 y hasta julio de 2022, 5 EIR de la capital albaceteña, acompañados por la visión tutorizada de una enfermera pediátrica, han realizado una investigación que demuestra que el uso de las gafas de realidad virtual puede disminuir la ansiedad en los pacientes de pediatría.



En el estudio se ha trabajado con pacientes hospitalizados de 8 a 14 años, a quienes se les ha proporcionado estas gafas, financiadas por AFANION, mientras se les realizaba procedimientos invasivos de enfermería, como la extracción de sangre, la canalización de una vía o la cura de heridas.

Así, mientras el equipo de sanitarios continuaba con sus labores, los niños observaban a través de las gafas imágenes y vídeos de realidad 3D, como montañas rusas, dinosaurios, el océano o el espacio. De esta forma, les ayudaban a enfrentarse mejor a una situación incómoda y que puede generarles malestar.


DO La Mancha

Durante la investigación se llevó a cabo un Muestreo no probabilístico consecutivo, es decir, se decidía aleatoriamente con qué niños se utilizaría las gafas y con quienes no. Sin embargo, por cuestiones de seguridad quedaron al margen del estudio aquellos niños que estuvieran en situaciones de urgencia o bajo los efectos de algún fármaco, así como niños con discapacidad intelectual o con alteraciones en la visión, entre otros casos.

«GRATIFICANTE» PARA EL PACIENTE Y PARA LA INVESTIGACIÓN

Tras el análisis de los datos recaudados, la investigación concluye que la realidad virtual ha logrado reducir en un 50-60 % el nivel de ansiedad en los pacientes. Asimismo, no se observaron diferencias significativas en cuanto al sexo de los participantes.



Loyola Adoración Zamora, Eduardo Fernández, Andrea Rosa Sánchez, Cristina Ballesteros e Irene del Real Lucas han sido las cinco residentes de Pediatría que han sacado adelante este estudio, junto a la enfermera pediátrica Alba Albitre Sanz como tutora. Los resultados de la investigación conforman el trabajo final que les ha permitido obtener el Certificado que les acredita como enfermeras especializadas tras dos años de formación.

“Había aceptación por parte de los niños”, ha comentado Loyola Zamora, una de las investigadoras, quien afirmaba que, por norma general, los niños han disfrutado la experiencia. “Para el paciente era algo gratificante, y para nosotros como investigadores también”, ha añadido.



Aunque esta investigación solo ha tenido carácter temporal, lo cierto es que el uso de las gafas de realidad virtual ya se ha utilizado previamente para mejorar la experiencia de los pacientes en otros hospitales de España, como el Hospital Materno de Málaga, el Parc Taulí (Sabadell) o el Hospital de Figueres (Girona).

Se trata, por tanto, de un método que quizás no deba quedarse solo como un proyecto o una investigación temporal, sino como una manera de acompañar al paciente en el día a día, además de extrapolar su uso a otras áreas hospitalarias. Con métodos como este se logra un doble resultado positivo: se evita el uso de medicamentos como sedantes o analgésicos, y se mejora la calidad de la asistencia a los pacientes.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí