El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido a los países que cuentan con productos artesanales e industriales en el seno de la unión, como la navaja y el cuchillo de Albacete, que unan fuerzas para conseguir que estos cuenten con la protección que otorga Europa a través de la figura jurídica de Indicación Geográfica Protegida Europea. Ha incidido en la necesidad de protegerles de «la falsedad y la copita barata», porque detrás de ellos «hay negocio y oportunidades de futuro».

García-Page ha realizado esta petición en el acto de inauguración de la exposición ‘Worldwide cutlery collection’ en el Museo de la Cuchillería de Albacete, donde ha asegurado que en lo que resta de este año y durante el 2023 es preciso seguir trabajando para culminar este objetivo a fin de que el Consejo de Europa y los países miembros protejan a la cuchillería artesanal con la figura jurídica de Indicación Geográfica Protegida Europea.

Dicho esto, se ha comprometido, en cuanto se consiga la protección de Europa, encabezar una campaña de promoción del cuchillo de la navaja por todo el continente. «No me importa que ese trabajo de promoción lo sea solo del producto de Albacete, sino del conjunto. Aquí ganamos todos si entre todos nos ayudamos».

Ante directores de museos y autoridades de 17 delegaciones diferentes se han dado cita en la inauguración de la exposición ‘Worldwide Cutlery Collection, el titular del Gobierno regional ha proclamado que la cuchillería, además de un arte y una expresión cultural, emana economía, negocio e industria.


Lokinn

Por ello, ha puesto en valor que esta protección de la cuchillería «venga impulsada de una reacción de coraje ante un ataque inconsciente y absurdo» a la navaja, «que consideraba esta artesanía poco menos que terrorista». «De este ataque surgió la necesidad de defendernos aquí y en Europa», ha recordado el titular del Gobierno regional.

De ahí que, ante un mundo globalizado dominante, haya pedido no olvidar de «dónde venimos» y, sobre todo, conservar las raíces de la Unión Europea, pues considera «esencial» proteger esa cultura que termina siendo economía y negocio, como la cuchillería, al igual que la cerámica o el calzado. «Tenemos que estar orgullos de la cantidad de manifestaciones culturales que hay en Europa».



Por ello, tras insistir que en el conjunto de Europa hay mucho dinero vinculado a la artesanía y a la industria artesana, ha reiterado la necesidad de protegerlo. «Es muy importante que, de la mano de organizaciones y delegaciones internacionales, nos pongamos de acuerdo para defender en Europa que no vale la falsedad ni la copia barata ni invadir la propiedad de un artesano».

«Esto que ya sabemos que ha valido para el queso y el vino, hoy empieza a ser realidad en Europa. Esta reunión es una celebración especial del gran éxito que ya se ha conseguido. Me siento muy honrado de haber contribuido a ese empuje», ha concluido.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí