La risa puede tener un efecto anestésico frente al dolor, y eso es algo que Colorín, Duquito, Analítica y Anestesio (entre otros) saben muy bien. Los payasos de la Asociación ‘Más Que Una Ilusión’ han vuelto al Hospital General Universitario de Albacete tras el parón de la pandemia para llevar la alegría a los niños y las familias de la planta de Pediatría.

Con la humanización hospitalaria como base de su trabajo, la asociación cumple este domingo 15 años desde que un grupo de amigos de la Iglesia Evangélica de Almansa decidiera emprender este proyecto con el que llevar el arte del ‘clown’, los títeres, la globoflexia o distintos talleres hasta los niños hospitalizados.



A día de hoy, unos 46 voluntarios forman parte de esta asociación que cada miércoles por la tarde visita el Hospital de Albacete, aunque en años anteriores también han realizado visitas puntuales en los hospitales de Hellín, Almansa, Elche y el Perpetuo Socorro, y en entidades como Asprona o Afanion.

'Más Que Una Ilusión', 15 años haciendo reír a los niños hospitalizados de Albacete: "El voluntario que viene, repite"
Imagen: Twitter ‘Más Que Una Ilusión’

“Siempre digo lo mismo: el que viene una vez, repite”, ha afirmado Manuel Candel, actual presidente y voluntario desde hace 10 años. “Cuando llegamos al hospital nos transformamos totalmente, dejo de ser Manuel y paso a ser Duquito”. Es entonces cuando se crea un ambiente de alegría donde los niños olvidan por un momento el dolor y los voluntarios valoran lo que de verdad importa en la vida.



En cada visita, los voluntarios conocen historias de todo tipo, desde aquellos padres que no tenían tiempo para atender a sus hijos por el trabajo y ahora se reencuentran con ellos en el hospital y juegan en el suelo con espadas de globos, hasta aquellos momentos en los que les informan de que una habitación se ha quedado vacía porque el paciente no ha podido superar su enfermedad. “Es un hospital, tratamos con la enfermedad y a veces tenemos que tratar con la muerte”, ha añadido Candel.

Si hay algo que la Asociación ‘Más Que Una Ilusión’ tiene claro es que los hospitales traen consigo la dualidad de vida y muerte. Un ejemplo de ello es que uno de sus actuales voluntarios conoció la asociación tras escuchar cada miércoles el ruido que hacían mientras acompañaba a su padre enfermo de cáncer. Finalmente, su padre falleció, y gracias a unirse como voluntario pudo reencontrarse con el hospital desde otro prisma más alegre.

¿CÓMO SER VOLUNTARIO DE ‘MÁS QUE UNA ILUSIÓN’?

Formar parte de la Asociación es muy sencillo. Para ello, deben cumplirse como requisitos mínimos ser mayor de edad, tener actualizado el Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual y firmar un documento de compromiso con la entidad.

Una vez cumplidos estos pasos, la propia entidad se encargará de formar a los nuevos voluntarios en aspectos como globoflexia, manejo de títeres, ‘clown’ o cómo reaccionar ante determinadas situaciones que puedan vivirse en un hospital.


DO La Mancha

Son muchas las experiencias que se han acumulado en los 15 años de recorrido de ‘Más Que Una Ilusión’, donde los voluntarios vuelven a sus casas cansados física y mentalmente, pero con una sensación muy reconfortante. “Los médicos muchas veces nos dicen que cuando vamos tienen que aplicar menos calmantes y sedantes”, ha recordado Candel, porque “cuando un niño está entretenido se olvida del dolor físico”.

Sin duda, se trata de una labor social que llega a los corazones de los más pequeños, pero también de los voluntarios. Hacer reír a un niño es una de las experiencias más gratificantes para Manuel Candel, y aunque pueda parecer una frase cliché, lo cierto es que “cuando se experimenta te da una sensación indescriptible, le da sentido totalmente a tu vida cuando puedes ayudar a alguien”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí