El portavoz del Grupo Popular Municipal en el Ayuntamiento de Albacete, Manuel Serrano, ha asegurado que el alcalde de la ciudad, Emilio Sáez, «vuelve a dejar a los albaceteños huérfanos de liderazgo político al no pelear por los intereses del agua de nuestra ciudad», asegurando que «su dejadez a la hora de anteponer los intereses de sus vecinos a los de su partido llevarán a nuestra ciudad a tener que pagar por utilizar agua del pantano de Alarcón por debajo de la curva de reserva».

Manuel Serrano ha lamentado que «los albaceteños tendremos que volver a pagar por beber agua del pantano de Alarcón a los regantes valencianos ante silencio cómplice de Emilio Sáez y el aplauso de Page», asegurando que «una vez más queda demostrado que cuando tiene que escoger entre el Partido Socialista y Albacete, siempre elige su propio partido, como también ha hecho con el cambio de la estación del AVE de Atocha a Chamartín y con las infraestructuras que son vitales para el desarrollo de nuestra ciudad porque solo sabe pelear por él y por mantener su sillón a base de vender humo y despilfarrar», según han informado los ‘populares’ en nota de prensa.


DO La Mancha

El portavoz ‘popular’ ha asegurado que «el Pacto en materia de agua suscrito por el Gobierno de Castilla-La Mancha cuando gobernaba el Partido Popular es notablemente mejor que el que se ha aprobado ahora con el Gobierno socialista del señor Page», al tiempo que ha mostrado su indignación ante las declaraciones realizadas por el vicepresidente socialista José Luis Martínez Guijarro en las que calificaba de «gran acuerdo» el nuevo Plan alcanzado, preguntándose «cómo puede considerar que es un gran acuerdo que Albacete vuelva a pagar por beber agua del pantano de Alarcón y que nuestros regantes pierdan un 20 por ciento de las asignaciones y reservas de agua con respecto al anterior plan».

Manuel Serrano ha criticado también a Emilio Sáez por «no escuchar a los colectivos afectados y no sentarse a trabajar de su mano», una vez que «no ha recogido ni apoyado a los regantes albaceteños, dejándolos solos en sus reivindicaciones, a diferencia del apoyo que les brindó el anterior Gobierno municipal del Partido Popular».



Concretamente, el portavoz del PP ha explicado que «los regantes albaceteños, haciendo gala una vez mas de su compromiso con nuestra ciudad, presentaron alegaciones al borrador del texto normativo y, en el apartado 6 de su alegato, comparten la necesidad de mantener en el articulado el compromiso adquirido por el Estado en el anterior Plan para que Albacete no tenga que pagar por beber agua del Júcar, al tiempo que piden garantías en la sustitución de bombeos, así como que se recuperen y recojan en el plan los pactos del año 2014, igual que se recoge el Plan Especial de la Albufera».

Por su parte, la concejal del Grupo Municipal Popular Rosa González de la Aleja ha explicado que «el Consejo del Agua de la demarcación de la CHJ daba el visto bueno, el pasado 11 de abril, a un documento que es lesivo para los intereses de Albacete, ya que vulnera la prioridad para el abastecimiento y olvida el compromiso adquirido por el Estado para que nuestra ciudad no tenga que pagar por beber agua del Júcar», asegurando que «el nuevo Plan del Júcar aprobado por el Partido Socialista es un documento por el que Albacete ha perdido derechos que se habían consolidado con el anterior plan aprobado por el PP».



REIVINDICA EL ANTERIOR PLAN

La concejal ha recordado que «se nos había exonerado en el anterior Plan aprobado por el Partido Popular de la obligatoriedad de pagar, ya que en su articulado se consiguió recoger un hito histórico, concretamente que la Administración General del Estado asumiera el cumplimiento del pago a los regantes usuarios del Júcar recogido en el convenio de Alarcón que tanto hemos peleado por ser lesivo para nuestros intereses». «Sin embargo, ahora tendremos que pagar por utilizar agua para beber cuando hagamos uso del pantano de Alarcón y se encuentre por debajo de la curva de reserva porque se ha suprimido el artículo que obligaba al Estado a cumplir con este pago», ha añadido.

Rosa González de la Aleja ha criticado que «aunque el Ayuntamiento presentó en marzo alegaciones al proyecto del Plan de Demarcación del Júcar, haciendo valer este derecho, a la hora de pelear por los intereses hídricos de la ciudad ha mirado hacia otro lado y no ha hecho el seguimiento necesario, ya que ningún responsable político del equipo de Gobierno asistió a la reunión donde se emitía el dictamen que supondrá la merma de nuestros derechos y tampoco ha reiterado posteriormente documento alguno en el que haga saber a la Confederación el descontento de nuestro Consistorio ante tal aberración, mientras los representantes de la Junta, que sí asistieron pero se abstuvieron, también contribuyeron a menoscabar nuestros intereses».

Según ha señalado al concejal ‘popular’, «al Partido Socialista no le tembló la mano a la hora de reprobar a un alcalde del Partido Popular por votar a favor del Plan Hidrológico del Júcar, a pesar de que su único objetivo era defender los intereses de Albacete y de los albaceteños, como así hizo, pero ahora que uno de los suyos, el señor Sáez, ni está ni se le espera para pelear por aquello que es mejor para nuestra ciudad, hacen de su capa un sayo y aquí no ha pasado nada».

Ante esta alarmante situación, desde el Partido Popular se preguntan «por qué el alcalde de Albacete no asistió a esta reunión, por qué el señor Sáez ha dejado pasar de largo la oportunidad de defender los intereses de los albaceteños cuando ha tenido la ocasión, por qué gobierna a espaldas de la ciudad».



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí