Hoy comienza la Convención Nacional del Partido Popular bajo el lema “Creemos en España”. Se celebrarán varias sesiones itinerantes para terminar el próximo fin de semana en Valencia y, a su vez, todo será el culmen de medio centenar de reuniones con más de medio millar de expertos, intelectuales, gestores políticos, académicos y culturales, que tienen que llevar al PP a construir una alternativa política modernizadora que responda a los desafíos globales y a los graves problemas que sufre España, atizados por un Gobierno desnortado como es el de Pedro Sánchez.

El Partido Popular está preparado para gobernar y quiere ser esa alternativa modernizadora. El partido de Fraga y de Casado, no se abjura de los orígenes, debe seguir configurándose y debe seguir siendo percibido como el partido liberal y de centro que quieren los españoles. Un centro político que muchos reivindican y que pocos consiguen ocupar, porque dicen unas cosas y hacen las contrarias. Creo que el centro es una “actitud” y que no significa ser equidistante entre la derecha y la izquierda, sino aplicar políticas moderadas y reformistas que ya dieron resultado en España en anteriores gobiernos populares de Aznar y de Rajoy. No se trata de hacer del centro un tercer partido, sino de polarizar la política hacia el centro y no hacia los extremos, que es lo que parece que algunos están intentando hacer en la actualidad. Las experiencias que tenemos en España de polarizar hacia los extremos nunca han salido bien y solo generan crispación.

Por eso esta convención no es la que hacen los partidos para sus militantes, sino que se hace para la sociedad. Me consta el esfuerzo que está haciendo desde hace meses la dirección nacional, bajo la batuta del secretario general Teodoro García Egea, para conseguir precisamente eso, que un acto de un partido político sea la demostración perfecta de que nuestro partido está preparado para gobernar y para aplicar las recetas que España necesita urgentemente.

Conoceremos lo que significa para el PP el libre mercado y la propiedad privada. Se hablará de unidad nacional, un tema de capital importancia para nosotros. De Estado de Derecho, tan vapuleado ahora, y de Seguridad. También, como no, de Igualdad de Oportunidades y de Bienestar; porque sin igualdad y sin bienestar no se construyen sociedades prósperas.

En definitiva, será una convención que proyecte un nuevo horizonte de esperanza. España necesita urgentemente un cambio y el Partido Popular de Pablo Casado se ha propuesto liderarlo, compartiendo el protagonismo con los que nos dictan nuestras actuaciones, con los españoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here