El joven de 24 años José Manuel García Zarza, nacido en la localidad toledana de Miguel Esteban, ha impulsado el proyecto solidario ‘Que menos que media península’ que consiste en realizar en torno a 1.000 kilómetros del Camino de Santiago en bicicleta con el objetivo de recaudar fondos para la asociación sin ánimo de lucro dedicada al apoyo a los niños y adolescentes enfermos de cáncer, la Fundación Aladina.

«No he podido reunir a nadie porque a todo aquel que se lo he propuesto le parecía una locura y decían que no iban a poder soportarlo», destaca el joven miguelete, quien finalmente realizará el Camino en solitario.

Sin embargo, el recorrido que ha escogido es el que va desde el sur de la provincia de Toledo empezando por el camino de Levante y repartido a lo largo de 9 etapas de unos 100 kilómetros cada una, dentro de las cuales habrá algunas que superarán los 110 kilómetros.

En cuanto a la situación actual de la pandemia a la hora de valorar la solidaridad de la gente en este tipo de proyectos, repara en que «todo el mundo decía que saldríamos más fuertes y mejores», pero «el tiempo ha revelado que no ha sido así, hay muchas secuelas psicológicas y físicas», ha destacado.

Además, ha apuntado que en determinados aspectos la sociedad es más egoísta y, sin embargo, en otros es más colaboradora, si bien ha considerado que su idea, al ser novedosa, es insuficiente para conocer la valoración global de la sociedad en este tipo de proyectos.

Del mismo modo, ha reseñado que es partidario de que este tipo de ayudas sean iniciativas particulares, dejando al margen las políticas y ayudas públicas para otros tipos de cuestiones.

Asimismo, el precursor de esta idea ha entendido que los ciudadanos, en general, «son cada vez más conscientes de la necesidad de realizarse pruebas para la detección precoz del cáncer, ya que el 80 o 90 por ciento se salvan gracias a programas similares en el cáncer de mama».

Finalmente, Zarza se ha referido a dos aspectos fundamentales a la hora de vivir de cerca situaciones propias de esta enfermedad, como son la unión familiar como valor «positivo» más reseñable y la pérdida de vida de familiares sobre todo de niños como valor «negativo».

FUNDACIÓN ALADINA

La Fundación Aladina se constituyó en el año 2005 por iniciativa del presidente, Paco Arango. Actualmente, esta asociación ayuda a más de 1.500 niños, y familias, en los 13 hospitales con los que colabora, proporcionando apoyo integral a niños, adolescentes y familiares afectados por el cáncer infantil.

Además, la fundación cuenta ya con un equipo de seis psicooncólogas que ofrece asistencia profesional y gratuita. De igual manera, desarrollan un programa de ejercicio físico dentro y fuera de los hospitales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here