Toledo ha vuelto a engalanarse este jueves, 3 de junio, para celebrar su Corpus Christi, una fiesta diferente con motivo de la pandemia pero en la que la Custodia de Arfe ha vuelto a salir a la calle después de que el pasado año la celebración tuviese lugar íntegramente dentro de la Catedral con motivo de la pandemia.

En esta ocasión, la procesión de la Custodia se ha limitado a su salida por la Puerta Llana de la Catedral para recorrer la calle Cardenal Cisneros hasta la Plaza del Ayuntamiento, donde ha quedado situada en la Puerta de Reyes para ser visitada por todas aquellas personas que han querido rendirle honores.

Advertisement

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, ha deseado que el Corpus Christi, festividad que se celebra este jueves, haga «recuperar la esperanza» a todos los que viven «cansados y agobiados» por la pandemia y, en general, a «toda una Humanidad que necesita redescubrir que no somos como dios y que tenemos tantas y tantas realidades que nos desbordan».

«LA EMOCIÓN DE VER A DIOS EN LA CALLE»

Tras la homilía, en términos parecidos se ha expresado el arzobispo durante su alocución posterior, ya en la calle y que este año se ha desarrollado en la Plaza del Ayuntamiento en lugar de la Plaza de Zocodover, lugar habitual de este momento.

En su discurso, Cerro Chaves ha destacado la «emoción» vivida por poder «ver a Dios en la calle, a Jesús que sale al encuentro de la Humanidad» y ha asegurado que a pesar de la pandemia Toledo «sigue siendo la ciudad hermosa que viste sus mejores galas para recibir al amor de los amores y cantar a aquel que viene a nosotros».

«Lo primero que nos dice Jesús es ‘venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré», ha expresado el arzobispo, recordando que la Eucaristía es «la alegría y el gozo» y afirmando que Toledo «se convierte hoy en un relicario» durante el Corpus Christi.

«Quizás estamos pasando momentos de los más oscuros de la Historia pero confiamos en el Señor», ha continuado, que ha pedido a todos los fieles «aprender» de Dios, «de su corazón y de la Eucaristía» para que no se pierdan las «raíces cristianas».

«Lo decía el Quijote a Sancho, olvidar las raíces es demasiado peligroso. Cuando uno olvida las raíces de su vida a veces sabe dónde empieza pero no dónde termina», ha concluido.

ECOEMBES

BRAULIO RODRÍGUEZ, PRESENTE Y PARTICIPANDO

Durante la misa, además de la homilía del arzobispo también ha destacado la participación de su antecesor en el cargo, Braulio Rodríguez, que ha sido el encargado del Alia, oración encuadrada junto a los dípticos y anterior a la oración por los vivos y los difuntos.

La misa, celebrada como es costumbre en el rito hispano-mozárabe, ha comenzado con el prelegendum, seguido de una oración y las lecturas, que en esta ocasión han sido fragmentos de los proverbios de Salomón, la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios y el Evangelio según San Juan.

Después ha tenido lugar la homilía del arzobispo y a continuación ha llegado el turno del laúdes, el sacrificio y la admonición. Posteriormente, ha llegado el turno de los dípticos, interpretados por dos diáconos, y el Alia, en el que ha participado Braulio Rodríguez, antes de la oración por los vivos y los difuntos y el rito de la consagración.

LA CUSTODIA, A LA CALLE

Ha sido a las 11.25 horas cuando la Custodia por fin ha salido a la calle desde la Catedral, un año más envuelta en tapices, salida amenizada con el himno nacional y las bombas reales. Así, se ha desplazado desde la Puerta Llana por la calle Cardenal Cisneros hasta la Puerta de Reyes, en la Plaza del Ayuntamiento, donde el arzobispo ha realizado su alocución y ha dado posteriormente la bendición a la ciudad.

Tras todos estos actos, la custodia ha quedado expuesta para ser visitada por todos los fieles.

LAS AUTORIDADES, PRESENTES EN LA FESTIVIDAD

En cuanto a las autoridades presentes, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reconocido la iniciativa de celebrar «un Corpus diferente» en la ciudad de Toledo y se ha mostrado convencido de que «aunque no se hubiera hecho nada, no hay toledano que no recuerde perfectamente el aroma y todos los sentidos que se ponen a flor de piel este día». Del mismo modo, ha destacado la buena jornada climatológica que este jueves se da en la ciudad, esperanzado en que «sea el último Corpus que se celebre con restricciones», según ha informado la Junta en nota de prensa.

Por su parte, la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, ha mostrado su emoción como toledana en este día del Corpus Christi en el que, como ha dicho, «todo son recuerdos y emociones en torno a nuestras tradiciones y a este día tan especial para todos los toledanos», según ha informado el Consistorio toledano en nota de prensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here