Tal y como se refleja en la biografía de la Academia de las Artes Escénicas, su carrera se prolonga más allá de los cien títulos, con una obra que recorre numerosos aspectos de la sociedad desde el humor hasta la tragedia, pasando por la farsa, la comedia y el drama. Ha publicado y estrenado varias de sus obras y varias novelas.

Como director teatral, el grupo Pigmalión, impulsado por si figura, lleva más de cuarenta años representando obras teatrales.

Martínez Ballesteros recibió la Medalla de Oro de la Ciudad de Toledo en 2012, y es Hijo Predilecto de Castilla-La Mancha.

«UNA FIGURA IMPRESCINDIBLE»

Fernando Botica ha destacado a Martínez Ballesteros como una «figura imprescindible» en la historia del teatro español, «un gran director que ha puesto en escena cientos de obras», además de las que, ha desvelado, continúan sin publicarse.

Ha recordado sus inicios en la capital toledana como impulsor de obras de teatro cuando en la ciudad sólo se disfrutaba el teatro comercial que venía de Madrid, mientras que con su trabajo fue capaz de «dar a conocer a autores de mucho prestigio aunque poco conocidos» gracias al Grupo Pigmalión.

«Era una bellísima persona. Creo que Toledo le recordará. Ha sido el autor más importante a nivel teatral de la ciudad y también de Castilla-La Mancha junto a Francisco Nieva y Buero Vallejo», ha sentenciado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here