El sacerdote Jesús Pulido Arriero, nacido en Santa Ana de Pusa (Toledo), ha sido nombrado por el Papa nuevo obispo de la Diócesis Coria-Cáceres, una plaza que lleva vacante dos años desde el nombramiento del anterior obispo, Francisco Cerro Chaves, como arzobispo de Toledo. Desde entonces ha sido el administrador diocesano Diego Zambrano el que ha gestionado la diócesis.

Zambrano ha sido el encargado de desvelar el nombre del nuevo obispo de la diócesis en una rueda de prensa en Cáceres, mientras que al mismo tiempo, Francisco Cerro acompañaba al nuevo obispo en una comparecencia en Toledo. Jesús Pulido nació el 21 de febrero de 1965 y tiene 56 años. En la actualidad, en el seno de la Conferencia Episocipal, es secretario técnico de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe y director de la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC).

Fue ordenado sacerdote el 31 de julio de 1990 y es miembro de la Hermandad de Sacertdotes Operarios Diocesanos desde 1989. Es licenciado en Sagrada Escritura y doctor en Teología Espiritual. Ha sido consultor de la Congregación para la Educación Católica y Oficial de la Primera Sección de la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

También ha sido vicerrector del Colegio Venezolano del Pontificio Colegio Español de Roma (2014-2015) y del Seminario Mayor de San Carlos y San Ambrosio de La Habana (Cuba) de 2015 a 2016. Pulido Arriero será ordenado obispo de Coria-Cáceres el próximo 19 de febrero de 2022 en la catedral de Coria y el día después, el domingo 20, oficiará su primera misa como obispo en la concatedral de Cáceres.

  • JCCM Turismo de Verano
    Advertisement
  • AMFAR - Educación Mujeres Rurales

La Diócesis de Coria-Cáceres estaba en plaza vacante tras el nombramiento de Francisco Cerro Chaves, que salió del Palacio Episcopal cacereño en el mes de febrero de 2020. Precisamente, Cerro Chaves ha acompañado al nuevo obispo de Coria-Cáceres en una comparecencia en Toledo donde se ha mostrado «enormemente agradecido» por su nombramiento.

COLABORACIÓN CON LAS AUTORIDADES

Pulido se ha dirigido a las autoridades políticas, civiles, militares, judiciales, académicas y culturales de Extremadura a las que ha ofrecido la colaboración de la Iglesia. «Quiero presentarles mis respetos y ofrecer, como ha sido siempre, la colaboración de la Iglesia diocesana en el empeño por el bien común, para construir una sociedad cada vez más justa y fraterna, atenta a los más pobres y necesitados», ha señalado.

AMFAR

«Saludo también a los hombres y mujeres de buena voluntad de Coria-Cáceres. Como conciudadano y vecino, ofrezco mi cercanía y amistad para compartor la vida, las dificultades y las alegrías, y también pongo a su disposición mi ministerio», ha dicho el nuevo obispo en su intervención.

Pulido, que ya ha tenido oportunidad de despachar con el actual administrador diocesano, Diego Zambrano, viajará a su nuevo destino unos días antes de su ordenación como obispo en la recién restaurada Catedral de Coria.

Finalmente, ha pedido a San Pedro de Alcántara, patrón de la Diócesis Coria-Cáceres, y a todos los santos extremeños que intercedan por él en su nueva misión episcopal, y ha agradecido a su antecesor, Francisco Cerro, su «paternal y cercano acompañamiento».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí