La Policía Nacional ha detenido en Toledo a dos varones, de 33 y 24 años de edad, que se hacían pasar por operarios de diversas empresas de suministros y, con la excusa de realizar una revisión en el domicilio, accedían a las viviendas y sustraían joyas y otros efectos de valor.

Desde finales del año pasado se habían detectado varios hechos similares en los barrios de Santa Teresa y Reconquista, en los que dos individuos que aparentaban ser operarios de empresas de luz, agua o gas, acudían a viviendas habitadas por personas de edad avanzada con la excusa de realizar una revisión. Los supuestos operarios se ganaban la confianza de los ancianos y, mientras uno entretenía a la víctima, el otro aprovechaba para registrar las estancias de la vivienda buscando objetos de valor que sustraer, según ha informado la Policía en nota de prensa.

Por este motivo, la Policía Nacional había establecido en estos barrios un dispositivo de vigilancia que ha dado sus frutos cuando un vecino del barrio de Santa Teresa comunicaba, a través del teléfono 091, que unos minutos antes dos supuestos operarios de la empresa de suministro de agua habían acudido a su domicilio para comprobar si disponía de presión y, al sospechar de ellos y pedirles que se fueran de la vivienda, intentaron robar unas llaves. Poco después, otro vecino alertaba a la Policía Nacional de la presencia de estas personas sospechosas en la Plaza de Cuba.

Gracias al dispositivo de vigilancia que ya se había establecido en la zona, y contando con el refuerzo de varias patrullas en servicio, se ha logrado detener a estos dos individuos.

La rápida actuación de la Policía Nacional ha permitido arrestarles cuando aún tenían en su poder numerosas joyas. Uno de ellos ocultaba entre sus manos ocho pendientes y un anillo, mientras que el otro llevaba cinco juegos de pendientes, dos anillos, siete pulseras, un collar y una cadena y una moneda conmemorativa. Aunque estos individuos no daban razón alguna sobre la procedencia de las joyas que portaban, los investigadores han averiguado que habían sido sustraídas minutos antes en dos domicilios de la zona.

Las diligencias de investigación han revelado que los arrestados habían actuado en Toledo los meses de noviembre y diciembre, intensificando su actividad delictiva las últimas semanas, puesto que aprovecharon la circunstancia del temporal de nieve y el aumento de incidencias en el suministro del agua para justificar su visita y ganarse la confianza de las víctimas.

Los detenidos, que han sido puestos a disposición de la autoridad judicial este mismo viernes, se consideran presuntamente responsables de la comisión de trece hurtos en domicilio cometidos por este mismo procedimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here