La Guardia Civil y la Policía Nacional, en el marco de la Operación ‘Odín’ y ‘Puma’, han desarticulado un grupo criminal especializado en el robo con violencia e intimidación en tiendas de telefonía móvil que se ha saldado con la detención de cinco personas de nacionalidad rumana, tres de ellos menores de edad. En total sustrajeron 31 terminales móviles con un valor aproximado de 17.000 euros.

En nota de prensa, el Instituto Armado ha informado de que los primeros robos fueron cometidos en dos tiendas de telefonía móvil de Torrejón de Ardoz, en la provincia de Madrid. El 30 de marzo, tres varones entraron en un establecimiento y mediante amenazas e intimidación verbal consiguieron llevarse seis teléfonos de alta gama con valor de más de 6.000 euros. Más tarde el 8 de abril, y con el mismo ‘modus operandi’, lograron sustraer 13 móviles de coste aproximado de 6.000 euros en total.

En ambos casos, los autores emprendieron la fuga rápidamente con un coche que les esperaba en las cercanías de las tiendas. El Grupo I de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Policía Nacional de Torrejón de Ardoz dio comienzo a la investigación para esclarecer estos dos delitos con la denominada Operación Puma.

Sin detenerse en sus actuaciones, los delincuentes se desplazaron a la provincia de Toledo para continuar delinquiendo en periodo de apertura de atención al público en establecimientos de venta de teléfonos móviles. El 9 de abril actuaron en una tienda de Fuensalida, cuando en su interior se encontraban dos empleados y una clienta que estaba siendo atendida. Mientras que dos de ellos arrancaban 12 móviles por valor de 5.000 euros de un mostrador, un tercero esperaba en la puerta vigilando y un cuarto en el coche de la fuga.

Huyeron en un vehículo hacia la ciudad de Toledo, organizándose un dispositivo de cierre perimetral conjunto entre Guardia Civil y Policía Nacional a fin de poder localizar a los autores, no pudiendo ser interceptados. En ese momento el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Torrijos inicia la Operación Odín.

Pocos días después, el lunes 12 de abril, se recibió un nuevo aviso, esta vez en Torrijos, donde varias personas se encontraban merodeando un local de telefonía móvil con actitud sospechosa y habían intentado entrar sin éxito mediante el uso de la fuerza.

La rápida actuación del Equipo de Investigación de Torrijos que acudió al lugar permitió localizar el turismo que estaba a punto de emprender la marcha con cuatro personas dentro y cuyas descripciones coincidían con los que habían intentado atracar esta tienda y que salieron corriendo al ver que la Guardia Civil había sido avisada.

Todas estas personas fueron reconocidas también como los presuntos autores del robo con violencia ocurrido tres días antes en Fuensalida, así como de los asaltos en las dos tiendas de Torrejón de Ardoz en Madrid. Tres de ellos eran menores de edad y no tenían ningún tipo de identificación, dando datos falsos e inexactos que impedían conocer su identidad.

Gracias a una rápida coordinación entre ambos cuerpos y varias gestiones a nivel internacional se consiguieron los certificados de nacimiento que verificaron que eran menores de edad.

En total, se han detenido cinco personas: tres menores con edades entre los 15 y 16 años, un hombre de 27 años que conducía los vehículos de huida, y otro hombre de 44 años que era familiar y encargado de la custodia de los menores y que estaba en búsqueda por la justicia.

Las diligencias y los detenidos fueron puestos en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Torrijos y de la Fiscalía de Menores de Toledo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here