El edificio Tresku, construido en la década de los 50 del siglo pasado en Talavera de la Reina (Toledo), acaba de ser incluido en la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación Hispania Nostra y que recoge cerca de 950 monumentos españoles que corren el riesgo de desaparecer si no se actúa de inmediato.

El edificio no tiene uso desde 1990, ha estado cerrado y sin ningún mantenimiento tras las obras realizadas a mediados de esa década, lo que está provocando el deterioro paulatino del mismo. Además, pesa sobre él la amenaza de una posible demolición, ya que no goza de ningún tipo de protección legal específica, ha informado la Asociación en nota de prensa.

El inmueble es un referente de la historia de la arquitectura contemporánea de mediados del siglo XX que forma parte de la imagen urbanística de la ciudad por su fisonomía e inmejorable ubicación en el centro neurálgico de la misma y está proyectado por el reconocido arquitecto César Casado de Pablos en 1952 para Luis Moreno Arenas en el antiguo Campo del Ferial.

Inicialmente fue planteado como bloque de viviendas, sufrió sucesivas modificaciones formales y de propuesta de uso en el transcurso de la obra que derivaron en su estado final actual.

El bloque está situado frente a los jardines del Prado, ha sido inmortalizado por numerosos artistas contemporáneos y centro de reunión de los talaveranos durante décadas al albergar en su local comercial la famosa cafetería del mismo nombre.

Forma parte no solo del patrimonio arquitectónico y urbanístico, sino también del patrimonio inmaterial al haberse convertido en hito dentro del paisaje urbano y pertenecer a la memoria colectiva de varias generaciones de talaveranos.

El proyecto aborda una fachada de forma convexa que resuelve la esquina con un gran cuerpo central de geometría curva con machones a modo de pilastras y entre ellos vanos horizontales corridos sobre antepechos recubiertos de gresite, enmarcados por dos cuerpos verticales completamente acristalados que sobresalen y enmarcan la esquina en curva.

A ambos lados de la solución en esquina, dos cuerpos laterales simétricos de diferente escala, y de una condición formal y material que enfatiza la singularidad de la solución adoptada en esquina.

La propuesta de Casado de Pablos se engloba dentro del racionalismo castellano, acogiéndose a su sintaxis formal y a los elementos clásicos de su composición, como son la simetría, la repetición y el equilibrio de volumen.

El edificio Tresku tiene una peculiaridad que lo convierte en singular ya que ha sido el único de este arquitecto concebido para un uso mixto en el que se conjuga la parte residencial en los laterales del inmueble con la comercial en la zona del chaflán, donde destaca su icónica fachada inspirada en la obra de Erich Mendelsohn.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here