La localidad toledana de Miguel Esteban no celebrará, por segundo año consecutivo, el acto de elección de la Reina de La Mancha, un evento que constituye una de las señas de identidad de la localidad y que cada año congrega a miles de personas de toda Castilla-La Mancha en la que está considerada una gran fiesta de hermandad entre los pueblos y un homenaje a la mujer manchega.

El Ayuntamiento miguelete, según ha informado en nota de prensa, ha barajado todas las posibilidades y ha determinado que «la prudencia debe seguir primando en estos momentos puesto que la pandemia sigue activa, el coronavirus sigue vivo y es impensable poder llevar a cabo actos multitudinarios como este».

Así lo ha explicado el alcalde, Pedro Casas, quien ha señalado que «la 52 edición de la Reina de La Mancha se está haciendo rogar porque el año pasado tampoco pudo celebrarse, pero confiamos en que en 2022 las cosas cambien y podamos recuperar este evento tan significativo para los migueletes».

Casas ha incidido en que «la mayoría de los pueblos siguen suspendiendo sus fiestas patronales por lo que no cuentan con reinas de las fiestas, así que la elección de la Reina de La Mancha no podría llevarse a cabo aunque desde el Ayuntamiento extremáramos todas las medidas de seguridad y limitásemos el aforo al máximo».

Advertisement

Además, ha recordado «la esencia de este acto es una gran celebración colectiva, con la presencia de más de medio centenar de municipios y de miles de personas, por lo que es preferible esperar un año más y poder retomarlo con más fuerza y energía que nunca».

FIESTAS EN HONOR A LA VIRGEN DEL SOCORRO

Sí ha anunciado que, aunque el acto de la Reina de La Mancha no se lleve a cabo, desde el Ayuntamiento se está trabajando para organizar unas fiestas en honor a la Virgen del Socorro adaptadas a la situación actual. Así, siempre que la situación sanitaria lo permita, habrá actividades lúdicas, deportivas y culturales, con todas las medidas establecidas para prevenir contagios y rebrotes de coronavirus.

En cualquier caso, también ha reconocido que «la gente necesita ir recuperando pequeñas parcelas de normalidad y unas fiestas responsables contribuyen a ello y a fomentar la recuperación económica de la localidad, además de ser un soplo de aire fresco para el sector de la hostelería que ha sido el gran perjudicado desde que comenzó la pandemia».

Por último, Casas ha dado las gracias a todas las personas que año tras año se vuelcan en la organización de la Reina de La Mancha, ha pedido «comprensión a los migueletes hacia las duras decisiones que estamos adoptando en el último año y medio», y ha confiado en que este año «podamos celebrar nuestras fiestas en honor a la ‘Socorrilla’, que serán más austeras y con más limitaciones, pero servirán para ensalzar la fortaleza de Miguel Esteban y de los migueletes».

Por su parte, la concejal de Festejos, Mari Nieves Patiño, ha indicado que están «diseñando unas fiestas desde la prudencia y la responsabilidad que nos caracteriza, unas fiestas donde primen la seguridad y la imaginación por encima de todo, y con gran protagonismo local porque es un año para apoyarnos unos a otros, como lo hemos venido haciendo durante esta dura pandemia».

Patiño ha dado las gracias a todos los municipios que han participado en la elección de la Reina de La Mancha a lo largo de los más de 50 años de existencia de este evento y les ha pedido que «sigan apoyando este acto cuando todo se normalice porque es una cita muy bonita, donde todos estrechamos lazos y fortalecemos el sentimiento de pertenencia a esta tierra».

Asimismo, ha dado las gracias a todas las Reinas y Damas de Miguel Esteban y también a las candidatas que están esperando serlo, y les ha pedido que «tengan paciencia porque va a llegar su momento y podrán disfrutar de la experiencia de representar a su pueblo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here