El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha calificado de «drama» que Castilla-La Mancha cuente con un presidente regional, como Emiliano García-Page, que es el «presidente ausente» cuando más lo necesitan los alcaldes, los autónomos o el personal de la Atención Primaria que está «desbordada».

De esta forma se ha expresado el presidente del PP-CLM momentos antes de participar en la Misa Mayor en honor a la Virgen de la Oliva en Almonacid de Toledo, donde ha estado acompañado por su alcaldesa, Almudena González, con motivo de las fiestas de la localidad.

Ha vuelto a reincidir que el PP «defiende las tradiciones y fiestas populares, la esencia de los pueblos, siempre desde el respeto a las medidas sanitarias y adaptándolas a la situación marcada por el COVID».

«Las fiestas, pertenecen a la historia de nuestros pueblos y son un dinamizador de la economía local y de la zona así como una forma de sostener empleos y de ayudar al desarrollo de la región», ha finalizado.

El presidente de los ‘populares’ castellanomanchegos tras volver a insistir en que la región vive «momento delicado», se ha interesado por el líder del Ejecutivo regional: «No sabemos donde está a 22 de agosto», cuando encaramos la última semana del mes con el precio de la luz disparado, poniendo en peligro los negocios de pymes, autónomos o la economía de muchas familias de la región a las que les cuesta llegar a fin de mes».

También ha vuelto a denunciar que Castilla-La Mancha «ocupa la décima posición en ritmo de vacunación, con un 68 por ciento de la población total vacunada, a la cola del país», Núñez ha repetido que la Atención Primaria «requiere la atención, el apoyo y la presencia del gobierno».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here