La Guardia Civil ha detenido a tres personas, dos mujeres y un hombre, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo o elaboración de estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico y de agua y usurpación de inmueble al hallarse 1.425 plantas de marihuana en un registro domiciliario de una vivienda unifamiliar en la localidad de Olías del Rey.

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo, dentro del plan específico de lucha contra el tráfico y consumo de drogas en la provincia, inició esta operación a principios del mes de septiembre cuando se tuvo conocimiento de un posible cultivo indoor de marihuana en una vivienda unifamiliar ocupada ilegalmente, ha informado el Instituto Armado en nota de prensa.

Como resultado de la investigación, el pasado 23 de septiembre se realizó una entrada y registro tras autorización judicial en este domicilio, desmantelando el cultivo de marihuana que los autores ocultaban en el sótano y aprehendido un total de 1.425 plantas, además de 39 gramos de metanfetamina.

En esta operación se han detenido a tres personas, dos mujeres de 60 y 20 años de edad y un hombre de 31, como autores de un delito contra la salud pública por cultivo o elaboración de estupefacientes, un delito de defraudación de fluido eléctrico y agua, y un delito de usurpación de inmueble sin autorización. Estas tres personas detenidas, las diligencias instruidas y los efectos incautados fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Toledo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here