Los dos hombres de 37 y 47 años de edad detenidos por un delito de homicidio cometido en la madrugada del día 1 al 2 de agosto en la localidad de Nombela fueron contratados por la víctima para realizar un servicio de mudanza. La fallecida se estaba trasladando a esta pequeña localidad.

El cuerpo de la víctima, una mujer de esta localidad, fue descubierto en el interior de un camión de mudanzas que se había quedado atascado cortando un camino de este mismo municipio, ha informado en nota de prensa la Guardia Civil.

Advertisement

Sobre las 9.00 horas del pasado lunes, un vecino de la localidad de Nombela se puso en contacto con la Guardia Civil porque un pequeño camión se encontraba cortando el acceso a una finca, ubicada en este mismo municipio.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Escalona se desplazó hasta dicho lugar, la finca ‘El Berrocal’, comprobando que efectivamente un pequeño camión estaba inmovilizado, bloqueando el camino. Los agentes contactaron con la Central Operativa de Servicios (COS) a fin de gestionar un servicio de grúa para el vehículo.

La Guardia Civil instó al conductor, que se encontraba allí presente, que abriera el cajón de carga del vehículo, momento en el que se descubrió en su interior el cuerpo sin vida de una mujer, el cual presentaba evidentes signos de violencia.

Inmediatamente se informó a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Toledo, que se hizo cargo de la investigación y se desplazaron al lugar junto con personal de Laboratorio de Criminalística de esta Unidad, además de la comisión judicial, que realizó una meticulosa y exhaustiva inspección ocular, recogiendo numerosos indicios para su análisis.

Los agentes de la UOPJ identificaron a la víctima, una mujer de 66 años, quien al parecer se estaba trasladando a esta pequeña localidad, por lo que se desplazaron hasta su domicilio, donde nuevamente los investigadores recogieron más evidencias.

Esa misma tarde, la Guardia Civil detuvo a dos hombres de 37 y 47 años de edad, de nacionalidad venezolana y española respectivamente, implicados en el delito de homicidio.

Estas personas habían sido contratadas por la víctima para realizar un servicio de mudanzas, y por motivos que ahora se investigan se produjo el homicidio.

Seguidamente cargaron el cuerpo en el camión con intención de deshacerse de él, no consiguiendo su objetivo al quedar atascado en el camino.

Estos dos hombres aún no han pasado a disposición judicial y la Guardia Civil continúa con la investigación abierta hasta determinar todas las circunstancias de estos hechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here