Los tres artefactos se han encontrado en las localidades de Seseña, Borox y Huerta de Valdecarábanos. El primer artefacto fue hallado el día 14 de junio en una gravera del municipio de Seseña con una dimensión de 35 cm de largo por 10 de diámetro. La Guardia Civil se trasladó hasta el punto exacto y tomar las medidas de seguridad necesarias hasta la llegada del GEDEX.

El 22 de junio, fue localizado el segundo en Borox, donde un vecino de encontró el explosivo para trasladarlo a una nave de su propiedad. De nuevo, la Guardia Civil ante la posibilidad de que el explosivo pudiera detonar, solicitó apoyo al Servicio de Desactivación de Explosivos quienes tras examinar el artefacto, lo que fue calificado como un “tonelete”, una granada defensiva”, se confirmó de que en esa ocasión estaba inerte.

El último artefacto, se ha ubicado en la localidad de Huerta de Valdecarábanos el pasado 30 de junio. Fue una vecina que estaba haciendo obras en una vivienda que acaba de adquirir la que alertó a la Guardia Civil al encontrar el artilugio en una caja guardada dentro de un armario. El GEDEX, tras comprobarlo, confirmó que se trataba de una granada de mortero modelo breda.

Por su parte, la Guardia Civil  alerta de que si alguna persona encuentra algún objeto que, por su apariencia pudiera ser un artefacto explosivo, en ese caso aconseja que no se debe tocar, manipular ni trasladar, sino que hay que ponerlo en conocimiento de la Guardia Civil y señalar el lugar exacto para que puedan examinarlo y tomar las medidas de seguridad necesarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here