La Guardia Civil ha detenido en el municipio toledano de Numancia de la Sagra un hombre por un presunto intento de agresión sexual ocurrido en Yuncos (Toledo) el pasado 8 de noviembre. Al arrestado se le está investigando por ocho delitos más de este tipo.

Así lo ha indicado en rueda de prensa la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, quien ha detallado que el arresto se produjo gracias a la que la Benemérita había establecido un dispositivo especial de vigilancia porque en localidades de la zona se habían producido varias agresiones de este tipo en octubre.

El detenido huyó en esta actuación policial y durante la fuga colisionó con dos vehículos oficiales. Además, durante la detención se resistió y ocasionó lesiones a dos miembros del Cuerpo.

Como consecuencia de todo ello, ha señalado la directora general de la Guardia Civil, el juzgado correspondiente decretó el ingreso en prisión de este individuo al que se le investiga para esclarecer su relación con las otras agresiones mencionadas.

  • ECOEMBES

EN LOS ENTORNOS DE CASARRUBIOS Y NUMANCIA

De su lado, el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Toledo, Francisco Javier Vélez, ha añadido que son ocho más los presuntos delitos de agresión sexual en los que esta implicado el detenido y que se han cometido desde el mes de octubre.

Unos hechos que se habrían cometido en los entornos de Casarrubios y Numancia de la Sagra y cuyas víctimas serían dos menores y el resto mujeres de entre los 20 y los 26 años de edad, a las que practicaba tocamientos.

Del mismo modo, ha detallado que el dispositivo establecido por la Guardia Civil permitió intervenir, gracias a las denuncias, en el momento y el lugar en el que iba a tener lugar una de las agresiones sexuales del arrestado.

Finalmente, ha añadido que con la pertinente autorización judicial la Benemérita ha incautado «numeroso material» personal de este delincuente que permitirá al Instituto Armado relacionarlo con las agresiones sexuales que se están investigando.

Ha animado también a las mujeres que hayan podido sufrir una agresión que se traslade directamente a la Guardia Civil los datos y que no se callen, evitando la información por medios no oficiales como WhatsApp, que «no aporta nada y que producen una alarma social innecesaria».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here