El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha visitado el dispositivo de refuerzo de seguridad habilitado en las Lagunas de Ruidera para la temporada de verano, y que estará en funcionamiento entre el 1 de julio y el 13 de septiembre.

Tierraseca ha estado acompañado por la subdelegada del Gobierno en Ciudad Real, María Ángeles Herreros, y el subdelegado en Albacete, Miguel Juan Espinosa, así como por el jefe de la Segunda Zona de la Guardia Civil, el general Cortés, los tenientes coroneles de las Comandancias de ambas provincias y por el alcalde de Ossa de Montiel, Alejandro Chillerón, y la alcaldesa de Ruidera, Josefa Moreno.

Advertisement

El objetivo de este dispositivo, ha destacado el delegado del Gobierno, es “múltiple y flexible” y persigue, principalmente, garantizar la seguridad ciudadana y el mantenimiento del orden público, y también la protección del medio ambiente, la seguridad vial, principalmente en los accesos a este entorno, y auxiliar a los bañistas en caso de necesidad.

Para garantizarlo, se ha preparado un dispositivo flexible y múltiple, en el que participan las Unidades de Seguridad Ciudadana de las Comandancias de Albacete y Ciudad Real, bajo el mando de la Segunda Zona de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, el Servicio de Protección de la Naturaleza, con el subsector de Tráfico, el escuadrón de caballería de la Guardia Civil, el apoyo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, que se desplaza desde su base de Cuenca, y volverá a haber apoyo aéreo, por parte de helicópteros de la Guardia Civil.

Es un dispositivo que se pone en marcha de nuevo en una situación especial, porque todavía se está en situación de pandemia, ha indicado Tierraseca, pero el avance del proceso de vacunación y la efectividad de las medidas para frenar el virus han permitido que pueda haber una cierta flexibilización de las medidas y restricciones, como el aumento del aforo en las Lagunas, que este verano será del 75%, frente al 50% del año pasado. Un avance que va a permitir que haya más afluencia de visitantes a este “entorno emblemático, un parque natural que este año cumple 40 años de Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda y que es también reserva de las aves”, ha puesto de relieve el delegado.

También ha recordado que este entorno natural combina la actividad recreativa, el senderismo, los deportes acuáticos y el baño, en una superficie de 3.772 hectáreas repartidas en 15 lagunas en dos provincias y del que van a poder disfrutar, si se cumplen las previsiones, más visitantes esta temporada.

“Este año hay una estimación de aumento del turismo interior y por eso hay que reforzar este dispositivo de vigilancia”, ha concretado. De hecho, según Tierraseca, la estimación de incremento que se ha calculado es de un aumento de visitantes, en los días de verano entre semana, de 10.000 más que los habituales y, en los fines de semana y festivos, puede alcanzar los 15.000 más diarios. “Esto supone que un de semana se puede producir una llegada de hasta 40.000 visitantes más que habitualmente durante el viernes, sábado y domingo”, ha indicado.

Se trata, ha detallado el delegado, de un “turismo familiar, deportivo, recreativo”, por el que no se observa que derive en un aumento de hechos delictivos, pero sí de infracciones administrativas, principalmente relacionadas con estacionamientos de vehículos en vía de emergencia o incumplimientos en depósitos indebidos de residuos. Por ello, Tierraseca ha hecho “un llamamiento a la responsabilidad para preservar el entorno y la seguridad de los visitantes”.

El delegado del Gobierno ha agradecido asimismo la coordinación con el resto de administraciones, mencionando a los ayuntamientos de Ruidera y Ossa de Montiel, a las diputaciones de Albacete y Ciudad Real, a la Junta de Comunidades y al Patronato de Gestión del Parque Natural, “que ayudarán a que se desarrollen la temporada de la manera más segura posible”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here