La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Castilla-La Mancha (UGT FICA) ha instado a la patronal del sector cárnico a cambiar de postura en la negociación del convenio colectivo y ha avisado de que habrá huelga si ésta no mejora sus pretensiones.

El sindicato informa de que, a nivel estatal, se han convocado movilizaciones en el sector de las industrias cárnicas en contra de la postura de la patronal en la negociación del nuevo convenio, tras el vencimiento del actual en diciembre de 2020.

De esta forma, los cerca de 15.000 trabajadores y trabajadoras en Castilla-La Mancha (unos 100.000 en el país) están llamados a la huelga los días 25 y 26 de noviembre, así como del 3 al 8 de diciembre, en el caso de que no se produzcan avances significativos en la mesa negociadora, ha informado el sindicato en nota de prensa.

El responsable del área Agroalimentaria de UGT FICA Castilla-La Mancha, Francisco Barba, explica que «desde el sindicato ya avisamos antes de verano de que el sector se movilizaría si no se producían avances y así lo hemos vuelto a defender en las dos reuniones que ha mantenido la mesa tras el período estival».

En la última de ellas, llevada a cabo el 29 de octubre, Barba reconoce que «ha habido un cambio en la postura de la patronal, que ha aceptado algunas de las reivindicaciones históricas de UGT en relación a los permisos retribuidos anuales para acompañar al médico a los hijos menores de edad, al cobro del plus de nocturnidad, las modificaciones de los ritmos de trabajo o al reconocimiento del loncheado y envasado dentro del convenio».

Sin embargo, UGT advierte de que todavía hay escollos que impiden el acuerdo. Por ejemplo, «la insistencia de la patronal en que ciertas actividades tengan una jornada ordinaria en la que se incluyan los domingos y festivos como días de trabajo; el aumento de la bolsa de horas; la ampliación de los supuestos para los contratos formativos; o la no recogida de las propuestas del sindicato en materia de igualdad», relata el responsable sindical.

INCREMENTO SALARIAL

Otro de los aspectos en los que existen discrepancias es el que hace referencia a los incrementos salariales. Así, según el sindicato, la patronal propone una subida del 2,5% para 2021, del 2% para 2022 y de un 1,5% en 2023.

Aunque los porcentajes son mayores que cuando comenzó la negociación, UGT FICA sigue considerando que son «insuficientes», ya que «no nos podemos situar por debajo del 3% en 2021 y, de igual forma, el resto de años de vigencia del convenio».

También entiende «imprescindible contar con una cláusula de revisión salarial que garantice el poder adquisitivo de todas las personas trabajadoras del sector», defendió Barba.

Finalmente, UGT FICA ensalza la labor de este colectivo en la pandemia, clave en el desarrollo rural de Castilla-La Mancha y asegura que la mejor forma de recompensar este esfuerzo es contar con un nuevo convenio, más moderno, que mejore las condiciones laborales, económicas y relativas a la salud, al mismo tiempo que favorezca la igualdad y la conciliación laboral y familiar de las plantillas.

Plan Adquisición de Viviendas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here