La joven española Adriana Cerezo ha asegurado la primera medalla para España en los Juegos Olímpicos de Tokio tras clasificarse este sábado para la final de taekwondo en la categoría de -49 kilos en el Makuhari Messe Hall.

Por terceros Juegos consecutivos, el taekwondo español se colgará al menos una medalla olímpica y ahora queda saber el metal. A las 14.30 hora española, Cerezo intentará que sea de oro frente a la tailandesa Panipak Wongpattanakit, vigente campeona mundial y número uno del ranking planetario.

A sus apenas 17 años, la madrileña, que venía de ganar con autoridad tanto a la serbia Tijana Bogdanovic (12-4) como a la china Jingyu Wu (33-2), también mostró una enorme superioridad en semifinales para deshacerse de la turca Rukiye Yildirim (39-19), número tres del ranking mundial.

Llevando siempre la iniciativa, dominó el primer asalto (10-6), gracias dos patadas a la cabeza y otras dos al cuerpo, y respondió a la apuesta ofensiva de su rival con otro parcial favorable en el segundo (15-10) a base de paciencia. En el último, Yildirim atacó a la desesperada y Cerezo lo aprovechó para labrarse un contundente 14-3 con el que confirmó a lo grande su pase a la final.

Por su parte, el español Adrián Vicente, que había caído en cuartos de final frente al frente al número uno mundial Jun Jang (24-19), también se quedó fuera de la repesca debido a la derrota del surcoreano en semifinales y confirmó su eliminación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here