El obispo de la diócesis Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez, ha decidido que la colecta recaudada en la misa del pasado sábado con motivo de la celebración de sus bodas de oro y plata como sacerdote y obispo, respectivamente, así como las donaciones que se puedan sumarse coincidiendo con esta conmemoración, se destinarán a los damnificados por el volcán de La Palma.

Hay una cuenta abierta hasta el próximo 15 de septiembre, y aunque inicialmente el obispo pensaba destinar los donativos que recibiera a las necesidades en las misiones, los daños causados por el volcán en La Palma le han llevado a tomar esta otra decisión. Las personas que quieran colaborar deberán especificar donde quieren que vaya su aportación.

La recaudación se enviará a partir del próximo 16 de octubre a Cáritas Tenerife para los damnificados del volcán en La Palma.

El obispo de esta diócesis, asturiano de nacimiento, está próximo a cumplir los 75 años; se ordenó sacerdote el 15 de agosto de 1970. El 18 de febrero de 1996 fue consagrado obispo, siendo primero obispo auxiliar de Oviedo entre 1996 y 2002 y de 2003 a 2011 fue obispo de Ciudad Rodrigo, desde donde llegaría después a la diócesis Sigüenza-Guadalajara el 2 de abril de 2011. Desde hace cuatro años y medio, es el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Promoción Humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here