La central nuclear de Trillo (Guadalajara) ha realizado este jueves el preceptivo ejercicio de simulacro anual, en el que ha simulado un incidente importante, que habría estado clasificado con nivel 3 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

De acuerdo con los requerimientos establecidos en su plan de Emergencia Interior, en el ejercicio ha participado la Organización de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

El CSN ha participado en dicho ejercicio, tanto desde la Sala de Emergencias (SALEM) como desde el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) de Guadalajara, realizando el seguimiento de la evaluación de la situación en la instalación y de las actuaciones del titular para la recuperación de las condiciones de seguridad y para la adopción de medidas de protección radiológica.

El simulacro ha comenzado a las 09.35 horas con la simulación de un terremoto que ha provocado la pérdida de suministro eléctrico exterior y la consecuente parada automática del reactor, así como la declaración de un incendio en el transformador principal.

A continuación siguió una réplica del seísmo que provocó el derrumbe del edificio de emergencia, hecho ante el cual el titular ha perdido la capacidad de mantener la planta en situación segura. Debido a ello se ha recreado la pérdida de los sistemas de agua de alimentación normal y de emergencia, no quedando garantizada la correcta refrigeración del reactor.

Ante la crítica situación en la que se ha visto la instalación, el CSN ha recomendado al Centro de Coordinación Operativa (CECOP) de la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara, como medida preventiva, el confinamiento de las poblaciones situadas en un radio de 5 kilómetros respecto de la central, la preparación para la profilaxis y posterior evacuación, así como el establecimiento del control de accesos.

Por su parte, el titular ha simulado también la evacuación de todo su personal no esencial. Ante estos hechos ficticios, la central ha llegado a declarar la «Emergencia General» (Categoría IV) según se establece en su Plan de Emergencia Interior (PEI) y el CSN ha mantenido activados a todos los grupos de apoyo (modo 2) de su Organización de Respuesta ante Emergencias.

De haber ocurrido en la realidad, un suceso de esta naturaleza habría sido clasificado como nivel 3 («incidente importante») en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here