El presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega, ha visitado este jueves con el vicepresidente cuarto, Pedro David Pardo, y los técnicos del Servicio de Infraestructuras el final de las obras de adecuación del puente sobre el Río Tajo ubicado en la carretera provincial GU-282.

La Institución Provincial ha invertido 130.726 euros en esta actuación que se ha extendido algo más de dos meses debido a la obra de ingeniería que precisaba la infraestructura, ha informado la Diputación en nota de prensa.

«Es impresionante ver el despliegue de medios que se ha realizado para tratar de tener a punto este puente que forma parte de nuestra red provincial de carreteras y que es un importante paso de comunicación en esta zona de la provincia», ha valorado el presidente José Luis Vega.

El puente, construido en los años treinta, fue inspeccionado en septiembre de 2020 y el informé indicó que debía ser reparado para evitar en el futuro daños estructurales más profundos.

Para ello, ha sido necesario instalar unos andamios colgantes que provocaran el menor trastorno a la circulación de vehículos y permitieran el acceso a la parte inferior del puente, que se localiza a una altura de unos 23 metros sobre el río Tajo. De esta forma se ha facilitado un carril abierto al tráfico excepto para su montaje en junio y en la próxima semana su desmontaje desde el 17 hasta el 27 de agosto.

«Los trabajos han consistido en el picado del recubrimiento de los cordones exteriores de las vigas del arco, el extendido de producto para evitar la corrosión del acero de armaduras, un nuevo armado de los bordes de viga con horquillas de acero corrugado, el hormigonado con mortero de reparación con fibras y el pintado con producto anticarbonatación de la estructura para su protección», ha explicado Jesús Muñoz, técnico responsable del proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here