La Policía Nacional, en el marco de la denominada Operación ‘Zando’, ha conseguido esclarecer un robo con violencia e intimidación sufrido por un repartidor de envíos a domicilio en el que participaron varios jóvenes armados con machetes y vestidos con indumentaria idéntica, sustrayendo efectos por valor de 900 euros.

Tras la investigación llevada a cabo con el fin de identificar a los autores, se consiguió ubicarlos en torno a una banda juvenil asentada en la capital, que con el fin de captar a nuevos miembros, organizan pruebas de «iniciación» y/o «valor» entre las que se encuentran robos y agresiones, en algunos casos con empleo de armas blancas, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

Los investigadores consiguieron identificar a diferentes miembros de esta banda y concretamente a dos de los autores del robo con violencia, uno de ellos menor de edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here