Efectivos del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Las Pedroñeras (Cuenca) han investigado a un conductor
de 38 años de edad de nacionalidad Uruguaya por la comisión de un delito contra la Seguridad Vial, tras ser detectado por un radar conduciendo a 215 km/h en una vía limitada a 120 km/h.

Los hechos ocurrieron, durante la pasada semana, en un control de velocidad estático que llevaba a cabo agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Las Pedroñeras (Cuenca) en la autopista AP-36 (Ocaña – La Roda), detectando el radar a un vehículo que circulaba a 215 km/h, superando en 95 km/h la velocidad máxima permitida en esa vía interurbana.

Ante tales circunstancias, los agentes dieron el alto al vehículo para identificar a su conductor, informándole de que circulaba a una velocidad que superaba los límites legalmente establecidos.

Por este motivo, la Guardia Civil investigó a esta persona por la comisión de un “Delito Contra la Seguridad Vial”, al conducir superando la velocidad máxima permitida.

Las diligencias instruidas por efectivos del Grupo de Atestados del Destacamento de Tráfico de las Pedroñeras (Cuenca), fueron puestas a disposición del Juzgado de Guardia de los de San Clemente (Cuenca).

El investigado podría ser condenado a una pena de prisión de tres a seis meses, o multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días y, en cualquier caso, con la privación del derecho a conducir vehículos a motor por tiempo superior a uno y hasta cuatro años, tal y como se recoge en el artículo 379 del Código
Penal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here