El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha confirmado este martes que los trabajos de reconstrucción del muro de la calle Canónigos ya han arrancado, una vez finalizados los trabajos de saneamiento y estabilización del mismo.

Así lo ha asegurado el regidor, que preguntado por esta cuestión durante la inauguración de la exposición de fotografía ‘Pintando con mi luz I y II’ de la Asociación de Familiares y Enfermos de Bulimia y Anorexia de Cuenca (Afebac), contexto en el que ha insistido en que ya se ve muro, y que en pocos días se podrá mostrar en «dos o tres días».

«Espero, ordeno, deseo y quiero que antes de que termine el año esta calle esté restituida y abierta al tráfico humano», ha añadido Dolz, que ha precisado que esa vía será preferiblemente peatonal, aunque podrá usarse para el uso de servicios «imprescindibles».

Fue el pasado 12 de mayo cuando un desprendimiento del muro, en el que se estaban realizando obras, provocó el derrumbe de la calle Canónigos, acceso a las Casas Colgadas.

CASAS COLGADAS

En cuanto a la intervención en las Casas Colgadas para habilitar el espacio de restaurante, el alcalde conquense ha hablado de la dificultad que se está dando no solo a nivel local sino regional y nacional a la hora de encontrar personal de construcción, cuestión que ha llevado al Consorcio a tener que tirar del tercer adjudicatario en la licitación pues los dos primeros han renunciado a ejecutar la intervención.

«Las obras ya están asignadas para empezar la reforma de forma inmediata y los servicios faltaban por implementar para la puesta en funcionamiento del restaurante se hagan en dos meses», ha apuntado el primer edil, que, a preguntas de los medios, se ha mostrado confiado en que en Navidad este espacio de restauración esté habilitado, aunque ha declinado dar una fecha cerrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here