Hasta un total de 180 niños y niñas de la ciudad van a participar este verano en las escuelas municipales que el Ayuntamiento de Cuenca ha puesto en marcha desde el pasado 21 de junio y hasta el 8 de septiembre.

Según ha indicado el alcalde de la ciudad, Darío Dolz, en una visita a una de estas escuelas, el objetivo es que los padres de estos niños, que van hasta los 13 años, puedan conciliar su vida laboral también en época estival.

De este modo, las escuelas estarán abiertas desde las 6.45 horas y hasta las 15.00 horas, con la posibilidad de que los alumnos puedan comer en el centro. Este verano la actividad se ha ofertado en dos colegios de la capital, el CEIP Ciudad Encantada y el CEIP Hermanos Valdés.

Este año se ha abierto estas escuelas a otros ámbitos sociales integradores para que haya niños con distintas capacidades también en estas escuelas. Dolz ha puesto en valor «las distintas actividades que se están desarrollando este año para que haya trabajos en grupo y así puedan desarrollar los alumnos distintas capacidades de forma conjunta con el resto de participantes».

A partir de los 13 años, el Ayuntamiento también ha desarrollado una serie de actividades en el centro joven, hasta los 17 años, y en conjunto se ha desarrollado un paquete de actuaciones «para mejorar la conciliación familiar, el ámbito social con niños de diferentes capacidades y que los niños puedan interactuar entre ellos», ha asegurado el alcalde.

Estas escuelas municipales de verano serán de forma ininterrumpida todos los días laborales ya que la conciliación «se tiene que dar en todos los días del verano, sin importan que sean las fiestas de San Julián o no».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here