El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha evitado pronunciarse públicamente sobre el plan de CEOE sobre el tren y ha esperado a conocerlo de primera mano para lanzar una opinión.

Así ha contestado el regidor de la capital este miércoles durante una rueda de prensa donde, preguntado sobre su postura, ha esgrimido que está pendiente la reunión con CEOE para presentar el plan al Ayuntamiento. «Les pedí que cuando lo presentaran lo hiciera a todos los grupos políticos que integran el Ayuntamiento y estamos a expensas de que se produzca esa reunión de presentación».

Mientras, el primer edil de la capital ha asegurado que aún no sabe si sería partidario de eliminar la línea de tren o no, lo tiene que ver. «Todavía no conozco el plan en detalle, y cuando lo tenga tomaré postura», evitando así un pronunciamiento público porque no va a tomar una postura, ha reiterado, sin conocer cuál es el desarrollo del plan.

«Quiero ver el plan de una forma más pormenorizada y de forma concienzuda porque quiero conocerlo de primera mano, y espero tener esa reunión de forma inmediata», ha sentenciado Dolz, asegurado que ni el equipo de Gobierno ni el Grupo Socialista se ha planteado acudir a la manifestación del 7 de agosto en defensa del tren regional que hay convocada.

CUENCA AHORA

De otro lado, la asociación Cuenca Ahora ha instado a la patronal conquense a debatir públicamente sobre el futuro del ferrocarril en la provincia de Cuenca.

En una nota de prensa, ha asegurado que en estos días se está viendo cómo desde la CEOE-Cepyme «se está realizando un gran esfuerzo para intentar convencer a la sociedad conquense de los beneficios que supondría la eliminación del tren regional que une Aranjuez-Cuenca-Utiel». «Los empresarios conquenses quieren financiar con Fondos Europeos un proyecto en el que se prima el uso del coche y el autobús frente a un transporte de viajeros limpio y sostenible y de futuro como es el tren», han indicado.

Es por ello que Cuenca Ahora ha instado a los empresarios a mantener una serie de debates públicos, tanto en la capital como en los municipios por donde pasa esta línea, sobre el futuro del ferrocarril en la provincia, «para que la sociedad conquense pueda escuchar todas las posturas, poniendo sobre la mesa las motivaciones que lleva a la confederación a apostar antes por la eliminación de la línea de ferrocarril regional, que por la inversión y su aprovechamiento económico y social».

«No entendemos cómo la Confederación de Empresarios de Cuenca puede abanderar una propuesta que, en teoría, es un proyecto de gran envergadura que afectaría a distintas administraciones, fundamentalmente a las locales, a las provinciales, así como a tres Comunidades Autónomas y que como proyecto intercomunitario entendemos se debería gestionar desde el Gobierno de España».

Por todo ello, desde Cuenca Ahora sospechan que «se está construyendo un castillo de naipes en el aire del que no existe un proyecto de futuro creíble y que quizá solo sea una coartada fabricada para que ADIF y Renfe se quiten de encima una línea que ellos mismos han contribuido a hacer deficitaria, y que no sería reemplazada por ninguna solución viable de progreso por falta de un gestor que coordine lo incoordinable».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here