David Real es un maestro conquense que desde el pasado 1 de enero está afincado en la isla canaria de La Palma. Desde que este domingo a las 15.12 horas en la comunidad canaria entrase en erupción el nuevo volcán de la isla, este conquense está viviendo las últimas horas con «calma tensa» desde su casa en Los Llanos de Aridane, a unos 8 kilómetros del lugar de la erupción.

«Una vez que está todo controlado y todo el mundo estamos siguiendo las indicaciones de las autoridades, estamos intentando hacer vida normal dentro de lo posible», ha subrayado este conquense afincado en La Palma.

Aunque lleva tres años viviendo en las Islas Canarias, desde el 1 de enero de este año tiene plaza de maestro de inglés en Los Llanos de Aridane. Allí, en torno a las 11.30 horas de este domingo, sintió «un fuerte temblor», aunque la erupción como tal no la pudo sentir.

Erupción de la que se pudo enterar a través de amigos, quienes estaban pendientes de la Televisión Canaria, canal que ofreció en directo las imágenes en las que el nuevo volcán de la ‘Isla Bonita’ comenzaba a expulsar lava.

Real no ha tenido que ser evacuado de su domicilio. Aunque Los Llanos de Aridane sea un municipio amplio, en el centro de la localidad, que es donde él reside, no ha sido necesario. «Amigos y conocidos de otros núcleos sí que han tenido que ser evacuados de sus casas», ha comentado.

Además, saliendo unos metros de su casa tiene una vista panorámica del parque natural de Cumbre Vieja, lugar en el que se ha originado este volcán. Desde ahí, ha narrado cómo la ceniza que está dejando el volcán se está desplazando hasta la zona de la Caldera de Taburiente, dejando un cielo negro por esa zona.

Como docente que es, ha recordado que las clases han quedado suspendidas este lunes y que están a la expectativa de saber si van a seguir suspendidas o se van a reanudar. «Por lo que he podido saber, la lava ha dejado inutilizado algún colegio de la zona más afectada, como Las Manchas, y no se sabe qué va a pasar con los alumnos y los docentes de esos centros ni con los propios que existen en Los Llanos».

Por último, Real ha reconocido que este año está viviendo un San Mateo diferente. «Quién me iba a decir a mí hace tres años, cuando viví mi último San Mateo en tierras conquenses, que ahora iba a estar en esta situación», ha indicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here