La sección I de la Audiencia Provincial tiene previsto juzgar el 15 de septiembre a J.M.B., acusado de abusar sexualmente de la hija de su expareja, con la que convivía en Puertollano.

Así, el acusado abusó sexualmente de la menor A., desde los 9 hasta los 12 años de edad, de forma reiterada aprovechando que la madre salía a trabajar fuera del domicilio familiar.

Para conseguir su propósito, el procesado ofrecía a la menor jugar a un juego de ordenador, de pago, al que ella era muy aficionada, de modo que, como intercambio, el acusado aprovechaba para abusar sexualmente de ella.

Durante el verano de 2017, una vez finalizada la relación de pareja y residiendo esta con sus hijas en otro domicilio, el acusado llamó por teléfono a A. y le propuso que fuera a su domicilio para jugar al juego de ordenador. Una vez accedió, continuó abusando de la menor y esta se opuso repetidamente, pidiéndole que la llevara al domicilio de su madre.

Por estos hechos, por los que se le acusa de un presunto delito de abuso sexual, el Ministerio Fiscal pide la pena de 3 años y 6 meses de prisión, así como inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión y libertad vigilada por tiempo de 3 años, y al sometimiento a control judicial a través del cumplimiento por su parte de la obligación de participar en programas de educación sexual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here