La Guardia Civil ha abierto diligencias a dos agricultores como presuntos autores de dos incendios forestales no relacionados entre sí a comienzos de junio, uno en Capilla y otro en Casas de Don Pedro, que pudieron iniciarse por una actuación negligente con un tractor y una cosechadora, respectivamente, y que arrasaron un total de 150 hectáreas.

El primero de los incendios, por el que ha sido imputado un vecino de Peñalsordo, se produjo en el paraje “La Dehesilla” dentro del término municipal pacense de Capilla, propagándose a fincas de la provincia de Ciudad Real, afectando a unas 102 hectáreas de cereal, encinas y monte bajo.

El otro, atribuido a un vecino de Navalvillar de Pela, fue ocasionado en el paraje “Peñablanca” de Casas de Don Pedro, donde se vieron afectados 52 hectáreas de vegetación diversa, siembra, olivar, encina, eucalipto, así como monte bajo.

En las investigaciones llevadas a cabo por los agentes del Seprona para identificar el origen de los citados incendios y sus causas, se pudo averiguar que en ambos casos, la ignición del fuego pudo ser ocasionada por la negligencia de los conductores de un tractor y una cosechadora respectivamente que se encontraban realizando labores agrícolas en el campo.

Según indica la Guardia Civil en una nota de prensa, estas personas “no adoptaron las medidas preventivas necesarias para realizar trabajos agrícolas y forestales”, dictados por la Junta de Extremadura en que regula el uso del fuego y las actividades que puedan provocar incendios durante la época de peligro alto.

En las labores de extinción, además de los agentes de la Guardia Civil de Badajoz y Ciudad Real, participaron Policía Local, Agentes del Medio Natural, operarios del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, con empleo de camiones motobombas y varios helicópteros, así como efectivos contra incendios.

La Guardia Civil recuerda la necesidad de adoptar las medidas preventivas para realizar trabajos agrícolas y forestales dictadas por la Junta de Extremadura en el Decreto 52/2010 de 5 de marzo, en el que se aprueba el Plan de Lucha contra Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma de Extremadura (Plan Infoex), Orden de 24 de mayo, D.O.E. Núm. 100 de 27 de mayo de 2021, en el que se regula el uso del fuego y las actividades que puedan provocar incendios.

La época de peligro alto de incendios forestales según lo dispuesto en el Plan de Lucha contra Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma de Extremadura (Plan Infoex), se establece a partir del día 1 de junio hasta el 15 de octubre.

Las diligencias instruidas por los delitos de incendios forestales han sido remitidas a los Juzgados de Instrucción correspondientes de Castuera y Herrera del Duque.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here