Ciudad Real cuenta con «8 panaderías certificadas con Indicación Geográfica Protegida (IGP) Pan de Cruz y próximamente contará con dos más», tal y como ha avanzado la alcaldesa de la ciudad, Eva María Masías.

AFEXPAN, la Asociación Provincial de Fabricantes y Expendedores de Pan de Ciudad Real ha conmemorado este sábado en la Plaza Mayor el Día Mundial del Pan.

Han asistido al acto el concejal de Promoción Económica, Pedro Maroto; la directora general de Alimentación del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Elena Escobar; la vicepresidenta de la Diputación de Ciudad Real, Noelia Serrano; el propio presidente de AFEXPAN, Rafael Lorca; la gerente María Ángeles Puebla y miembros de la Corporación Municipal.

El Pan de Cruz está hecho de trigo candeal, bregado de miga consistente y blanca, con dos profundos cortes en forma de cruz de la que toma su nombre, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La alcaldesa de Ciudad Real ha trasladado su orgullo por este alimento que «está en todas las mesas y que es un aliciente para el turismo gastronómico». «Un alimento tan humilde, pero tan potente e importante para nuestra alimentación».

La primera edil ha querido agradecer «el enorme esfuerzo diario de los panaderos, que con lluvia, días de fiesta o con pandemia han seguido trabajando para llevar este producto a nuestras mesas».

El presidente de AFEXPAN, Rafael Lorca, agradecía el apoyo de todas las administraciones y el impulso que les dan para «cuidar el producto en sí, y los 12.000 puestos de trabajo directos e indirectos que genera».

Lorca ha comentado que desde la Asociación se está trabajando en fomentar la formación, a través de un curso de pastelería.

PAN RECIÉN HECHO

La directora general de Alimentación incidía en la importancia que tiene este alimento dentro del sector agroalimentario, ya que existen en Castilla-La Mancha más «de 400 establecimientos, desde las grandes panificadoras, hasta las pequeñas panaderías que existen en los pueblos, que trabajan sin descanso mientras nosotros dormimos para que tengamos el pan recién hecho».

Por ello, manifestaba el reconocimiento del Gobierno regional y el apoyo que va a seguir mostrando hacia el sector «a través de ayudas para la transformación, comercialización y desarrollo de productos.

De hecho, actualmente hay una convocatoria abierta, hasta el 2 de noviembre, por 70 millones de euros para que nuestras panaderías puedan innovar y mejorar sus instalaciones».

Además, añadía Elena Escobar en «estos cinco años hemos financiado 14 proyectos que han generado más de 200 empleos y que han supuesto una ayuda de Castilla-La Mancha de 10 millones de euros».

Terminaba diciendo la importancia de Ciudad Real como referente panadero con la IGP del Pan de Cruz.

La vicepresidenta de la Diputación de Ciudad Real, Noelia Serrano, reivindicaba el papel fundamental del pan que «no debe desaparecer», ya que se trata de un producto artesano de alta calidad, y de hecho, desde la Institución provincial se apoya y se potencia para que la figura de estos artesanos sigan manteniendo este artículo alimenticio, tan saludable, en nuestras mesas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here