El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha realizado una nueva visita a la Casa Rueda de Villanueva de los Infantes. Cada vez que la acción institucional le lleva a la villa donde falleció Francisco de Quevedo, Caballero se interesa por el estado de esta emblemática construcción, desde que el ahora exalcalde, Antonio Ruiz Lucas, se la mostró seriamente deteriorada invadida por las palomas, una situación límite que motivó la aportación de los primeros 200.000 euros por parte de la Administración provincial, que concedió con celeridad una ayuda nominativa que sirvió para acometer la primera fase de la rehabilitación.

Desde entonces hasta ahora se han invertido más de un millón de euros, puesto que a la segunda fase se han destinado 814.000 euros, provenientes de los fondos FEDER, en concreto 651.000 euros que han sido completados con 162.800 por parte de la Diputación. Además, se han realizado diversas actuaciones con cargo a la Administración provincial. En concreto, con cargo al Plan de Obras de 2018 se destinaron 103.164 euros y también se concedió otra nominativa de 22.988 euros en mayo de 2020.

Caballero ha podido constatar, ya avanzada la última de las fases, la profunda transformación que ha sufrido el edificio, ubicado en una calle principal de Villanueva de los Infantes, al lado del ayuntamiento de la localidad, presidido por Carmen María Montalbán Martínez.

El aparejador de la obra, Gustavo Gutiérrez, acompañado por Juan Chaparro Jaramillo, de la empresa constructora, les ha explicado al presidente de la Diputación y al diputado provincial José Antonio Talavera en qué han consistido los trabajos que se están acometiendo. En un momento de la visita, que ha tenido lugar de forma espontánea porque la presencia del presidente de la Diputación en Villanueva de los Infantes obedecía a su participación en un acto dentro de las actividades programadas con motivo del IV Centenario de la fundación de la villa, Caballero ha puesto de manifiesto la importancia que tiene la labor que realiza la Administración que preside como impulsora también de la recuperación del patrimonio provincial.

Gutiérrez le ha comentado que han debatido mucho la dirección de la obra y la empresa constructora sobre los materiales empleados en las diferentes intervenciones, sobre todo cuando han abordado la remodelación del patio porticado, que ha sido revestido de madera. Ha añadido que han aprovechado todos los elementos originales que ha sido posible. Y los que presentaban un estado muy deteriorado han sido sustituidos por otros con apariencia muy similar. Es el caso de las columnas que soportan el corredor superior del patio. Se han conservado algunos suelos y la fuente central, así como la fachada, que tendrá la misma apariencia, porque se ha conservado en su totalidad.

La Casa de Rueda está ubicada en el entorno del Conjunto Histórico Artístico de Villanueva de los Infantes y su remodelación se inició con el objetivo de que albergara un Centro de Recepción de Turistas. La construcción matriz ha sido ampliada por la parte que linda con el aparcamiento aledaño. Se han ocupado 200 metros cuadrados, superficie que en la parte de abajo acogerá una estancia que puede albergar una cafetería y en la alta una estancia diáfana multiusos. La Casa de Rueda tiene 1.062 metros cuadrados distribuidos en dos plantas a razón de 500 aproximadamente en cada una de ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here